Preguntas Frecuentes

Bienvenido, potencial Buscador:

Probablemente hayas echado el ojo a todo esto de The Holders, y hayas tenido un montón de dudas respecto a esta serie. ¿De qué va esto? ¿Por qué es de esta forma? ¿Qué pasa si trato de hacer algo de lo que aquí sale? ¿Qué pasa si se reúnen? etcétera. Este espacio tiene como finalidad dar respuesta a preguntas básicas y comunes, mas no a preguntas más elaboradas. Dichas preguntas se responderán de una forma más interesante.

Advertencia: si comenzaste recientemente a leer la serie en orden, es posible que quieras evitar spoilearte algunas cosas. Trata de discernir por tu cuenta lo que se vea nebuloso o confuso. Si las historias posteriores no te lo aclaran del todo, podrás visitar esta página, pero procura haber leído al menos hasta el 150.

¿Qué es The Holders?

The Holders (los Custodios, por su traducción al español) es una serie de relatos de ficción de horror y misterio, con un gran toque grimdark, que cuenta la historia de antiguos artefactos ocultos y poderosos, los Objetos, que esconden una profecía oscura sobre su reunión, un evento que, de desencadenarse, produciría no solo el fin de los tiempos como lo podríamos concebir, sino mucho más: un evento imposiblemente horrible para todo lo que existe. No solo nosotros nos veremos afectados, sino otros seres en otros universos y en otras realidades. Un final del que nada, ni siquiera el Vacío, escapará.

Espera, espera, ¿que tienen un toque qué?

Un toque grimdark. Es una palabra rara, sí, pero a grandes rasgos se define como un sub-género de la ficción en la que el mundo narrado está cediendo ante un lento y tortuoso declive. Un mundo distópico, si se quiere, donde los horrores, la muerte, la violencia y demás aflicciones son moneda de curso legal, donde parece no haber esperanza alguna, y todo tiene una atmósfera seria, depresiva y oscura. En un universo grimdark los valores positivos como la virtud, la pureza y el honor son increíblemente escasos, donde lo que consideramos “bueno” o “deseable” se ve devorado inclementemente por lo “malo” o “indeseable”, y donde los héroes no tienen ninguna garantía de poder obtener victoria alguna. Los momentos de esperanza, si los hay, son extremadamente raros y solo existen para hacer un contraste entre lo realmente jodido que puede estarlo todo. Entre los elementos que describen este tipo de historias están:

  • Dictaduras o regímenes políticos colosales, burocráticos, imperialistas, etc.
  • Guerras y conflictos brutales, que pareciera que nunca fueran a terminar.
  • Conteos de muertes en millones o más, algo normal.
  • Actitudes como la intolerancia, xenofobia, racismo, etc, vistas como normales, adecuadas o necesarias.
  • Desigualdad extrema, donde el 99% sufre de pobreza, miseria, enfermedades, etc. en contraste con el 1%.
  • Donde la traición es un acto común y la desconfianza una especie de santo grial.
  • Entidades oscuras, demoníacas y/o extraterrestres que satisfacen solo sus deseos y utilizan a la humanidad para ello.
  • Pérdida de cordura. Un mundo donde es fácil ceder ante la desesperación.
  • Donde no existen los “buenos”, donde incluso lo aparentemente puro esconde un atisbo de maldad. Solo existe “el mal menor”.
  • Los débiles y desprotegidos existen para ser sometidos brutalmente por los fuertes.
  • Escapar de este mundo a través del suicidio podría ser una salida temporal o algo mucho peor.
  • Gran parte de la gente normal desconoce los peligros hasta que ya es demasiado tarde.

El origen de este concepto se remonta a 1987, a Rick Priestley y Andy Chambers, creadores del juego de tablero Warhammer 40000 (personalmente recomiendo mucho darle una vuelta a su trasfondo, aunque no te gusten los wargames o juegos de tablero), el cual, a modo de eslogan, reza “in the grim darkness of the far future, there is only war.”, que en español sería algo así como: “en la siniestra oscuridad del futuro lejano solo hay guerra”. A alguien se le ocurrió juntar grim con darkness y resultó grimdark. Así tal cual.

The Holders posee varios elementos que definen este sub-género, destacando por sobre todos ellos lo de las entidades oscuras. A continuación, se explicará el elemento central que da forma a estas historias: los Objetos.

(fin de la clase de historia)

¿Qué es un Objeto?

Ciertamente, los Objetos no pueden reunirse por sí solos, pues están custodiados por los Holders (de ahí su nombre) que procuran mantener el orden en la existencia evitando, en lo posible, que estos Objetos se reúnan. Estas entidades tienen el poder de crear mundos aislados de nuestra realidad, con el fin de salvaguardar cualquier posibilidad. Sin embargo, es posible obtener los Objetos de estas entidades, si se es lo suficientemente fuerte o si se está destinado a obtenerlos en primer lugar. Esto tiene varias implicancias en la naturaleza de estos Objetos:

  1. Pueden sentir: los Objetos tienen la capacidad de sentir, de vincularse, por así decirlo, afectuosamente a quien lo posee, sea el Holder u otra entidad.
  2. Poseen voluntad: los Objetos pueden escoger a un Buscador para que vaya por ellos, algo así como un adalid propio. Es posible que exista más de un adalid para cada Objeto, o que varios Objetos posean el mismo adalid (este punto se explicará luego).
  3. Tienen deseos: además del inherente deseo de reunirse, los Objetos también demandan atención por parte de su poseedor. Lo empujan a desvincularse de lo demás para solo centrarse en la existencia del Objeto.
  4. Existen en variadas formas: un Objeto no necesariamente tiene que ser como la palabra sugiere; existen Objetos que son criaturas vivas, lugares, elementos abstractos, etc. Sin embargo, es común que sean artículos o artefactos asociables con el concepto normal de objeto: elementos mundanos, prendas de vestir, armas, etc.

¿Qué es un Buscador?

Un Buscador, es, en esencia, cualquier individuo que desee conseguir uno o más Objetos. La introducción de The Holders explica que hay quienes desean poder, su reunión o su separación.

En muchos casos, hay Buscadores que desean los poderes que ciertos Objetos otorgan a su portador. Generalmente pueden ser armas o elementos que les otorguen ventajas en el mundo real o contra otros Buscadores. Muy probablemente no se vean interesados en juntarlos o separarlos.

Aquellos que buscan separarlos pueden ir por cualquier tipo de Objeto que les resulte adecuado y se autoproclaman su nuevo protector (lo que no implica que el Buscador se transforme en Holder en la mayoría de los casos). Creen que el actuar de los Holders es muy pasivo respecto a su protección, y este tipo de Buscadores pueden ser bastante más agresivos a la hora de guardar un Objeto. Las historias de The Holders cuentan, en general, instrucciones sobre como obtener los Objetos, por lo que para algunos puede ser más directo seguir esas instrucciones. Pero si el Objeto está custodiado ya por un Buscador, esas instrucciones no tienen utilidad, no al menos el Objeto siga en posesión del Buscador.

Por otro lado, hay un número más pequeño de Buscadores que sienten que los Objetos están, aunque sea fatídico, destinados a reunirse y que deben hacerlo a pesar de las consecuencias. Ya sea para responder a algún ciclo natural, o manipulados por el deseo de los mismos Objetos, estos seres buscan a toda costa reunir tantos como puedan para ir acercándose más a su, hasta donde se sabe, inevitable reunión.

Existen muchos Buscadores en este y otros mundos, personas como tú o como yo, algunos curiosos, otros obsesivos. Pero hay dos de renombre en esta serie de historias. Uno de ellos es el Buscador Elegido, el otro, por su parte, es conocido como Legión.

El Buscador Elegido es un individuo escogido como adalid de todos los Objetos, y es el único ser que, con cierto grado de seguridad, podría juntarlos. El Holder del Buscador explica cómo saber si uno es o no el Elegido, y cómo dar con él en caso de no serlo. Sin embargo, esto no asegura que ese Buscador vaya a reunirlos al 100%, como muchos creen. Este Buscador tiene el camino un poco más fácil que los demás, claro, pero aún así no es inmune a todo el sufrimiento y la pérdida a la que debe someterse, sin mencionar que si llega a cometer un error en una búsqueda, estará igual de condenado que cualquier otro Buscador. Lo que lleva a otra pregunta: ¿Qué ocurre si el Elegido muere? Pues los Objetos escogerán a otro que sea capaz. No hay un único Elegido, pero pareciera que solo puede haber uno activo al mismo tiempo.

Respecto a Legión, pues él fue un Buscador hace mucho tiempo, quien tenía un talento natural para la búsqueda y fue capaz de hacerse con dos mil Objetos (los 2000 perdidos a los que hace referencia la introducción de The Holders). Uno de los entes más peligrosos de todos los tiempos, que, sin embargo, desapareció, dejando atrás todos los Objetos que obtuvo. ¿Qué ocurrió con Ellos? Pues bien, según dice el Holder de la Liberación, los Objetos pueden hacer su camino de vuelta a sus Buscadores, o regresar a sus Holders. Se sabe de algunos Objetos de Legión que volvieron donde sus Holders y pueden ser obtenidos por Buscadores contemporáneos, pero se desconoce cómo hacerlo. Hay otros que están ocultos en nuestro mundo, o que otros Buscadores poseen. Sin embargo, el destino de los demás es todo un misterio, y se rumorea que algunos fueron destruidos.

¿Es necesario leer las historias en orden?

No del todo, es lo recomendable, pero pueden leerse en el orden que sea. Se recomienda el orden porque hay Holders que hacen alusión a otros, que se conectan con otros o que necesitan de algunos Objetos para poder ser enfrentados.

Me gustaría contribuir a esta serie. ¿Puedo hacerlo?

Por supuesto que si. Verás, hay casi 2000 Objetos de los que no se sabe nada, así que cualquier información sobre Los Perdidos es siempre bienvenida, sin embargo, de ser ese el caso, hay que tener en cuenta lo siguiente:

LO MÁS IMPORTANTE

Lo más importante en The Holders es tu estilo de relato. Aunque tengas una gran idea, si no puedes comunicarla de forma efectiva, tu esfuerzo será un desperdicio y tu escrito apestará.

Asegúrate que tu historia no apesta. Los Objetos son un conjunto de artefactos malditos esparcidos alrededor del mundo para impedir que sean reunidos, un evento que desatará horrores incontables a través del cosmos.

Ten eso en mente. No son como Pokémon, el objetivo NO es “atraparlos a todos” y adquirir un montón de super-poderes.

Son Objetos oscuros y malditos, y el estilo de escritura debe concordar con eso. Los errores ortográficos y/o de sintaxis, ausencia de párrafos o fraseo inadecuado no harán que tu historia asuste o sea buena.

Nótese que no es en absoluto necesario seguir esta plantilla. Algunos Holders poseen una estructura diferente. Ejemplo 1, Ejemplo 2. Siéntete libre de escoger cualquier otra estructura que se te ocurra, siempre que sea algo interesante.


LO (un poco menos) IMPORTANTE

Partes de un Holder:

El Holder del Tópico (1)

En cualquier ciudad, en cualquier país…

(Aunque una gran cantidad de Holders se hayan en instituciones de salud mental, pueden encontrarse en cualquier lugar. Algunas historias tienen introducciones interesantes, pero ante las dudas, las instituciones de salud mental son un buen lugar para empezar).

Instrucciones (2)
Ordalía (3)
Pregunta (4)
Resultado (5)

El Objeto (6) es el número X de 2538. Frase (7).


Tópico

Por lo general, se utiliza un tópico abstracto. Algo que no pueda ser custodiado. Hay algunas excepciones, como el Holder del Escudo, pero por lo general, se trata de un elemento formal en el mundo, pero que no es material. Esto otorga al Holder cierto poderío de “materializar” lo abstracto. Un ejemplo podría ser la contaminación, no del ambiente, sino del alma. (Taint, en inglés).

El tópico es el elemento clave para construir un Holder. Su existencia, el mundo que crea y su conocimiento de la realidad se relacionan con este tópico, por lo que el resto de secciones de la historia, idealmente, deberían estar relacionadas con el Tópico. No es obligatorio, pero hará mucho más sentido que sí lo esté a la hora de leerlo.

Instrucciones

Las instrucciones reflejan aquello que el Buscador debe realizar o superar con el fin de dar con el Holder. A veces, implica haber superado otras pruebas relacionadas con el Tópico, o haber realizado (o evitado realizar) acciones en el mundo “real”. Tomando como ejemplo a The Holder of Taint, posiblemente sea necesario demostrar que el alma no está contaminada, o está lo suficientemente contaminada para que el Holder quiera una reunión contigo. Este apartado puede verse mejor reflejado en el aspecto del mundo creado por el Holder previo a su encuentro.

La relación con el Tópico no necesariamente debe ser directa o notoria, pero debe ser medianamente perceptible para el lector promedio. Así que el Holder del (lo que sea), debe armar un espacio personal que tenga relación con (lo que sea).

Ordalía

El núcleo de todo. La prueba per sé. Este elemento es uno de los más importantes, pues define por qué ser un Buscador es arriesgado y a veces, suicida. La ordalía es la prueba o desafío que el Buscador debe superar si quiere obtener el Objeto, y como tal, debe ser difícil. Recuerda que el Holder protege un Objeto, así que no dejará que cualquiera pueda llevárselo. Si ha de ser así, que le cueste. Personalmente, considero que el Holder del Comercio tiene una de las ordalías más interesantes, inteligentes y originales, además de ser difícil y sacrificada. Lo ideal es no imaginar tanto la prueba como la que llevaría a cabo un personaje de un videojuego, sino la que tendría que hacer una persona real, de carne y hueso. Mortal, susceptible a sentir confusión, terror, pena, decepción, asco, dolor físico y psicológico, etc.

Esta parte generalmente va más vinculada al Tópico que las instrucciones previas, pues describe todo lo que el Buscador debe soportar en terreno. Hay veces en que esta parte y las instrucciones previas van de la mano o fusionadas en una sola gran prueba donde se deban seguir instrucciones específicas. Recuerda, un Buscador debe saber perfectamente lo que está haciendo, y quizá sea necesario decirle lo que le podría pasar si comete un error. Procura no usar clichés como “rezar que tu muerte sea rápida”. Existe una infinidad de formas de decir que sobrevendrán consecuencias muy feas además de esa.

Usando a nuestro Holder of Taint, la ordalía podría ser purgar el alma de la contaminación, o ensuciarla aún más, y hacer de esa experiencia algo indeseable e insoportable para cualquiera. Aquí la descripción es fundamental, pues el lector tiene que poder imaginarse correctamente cómo sería sobrellevar la ordalía. No conviene ser demasiado descriptivo, pues los espacios en blanco sobre las peores cosas las llena la mente del lector, y estas se ajustarán a lo que considere más insoportable.

Pregunta

No todos los Holders tienen una pregunta. Pero aquellos que la tienen se vinculan al Tópico al que están sujetos. El Holder del Fin responde a lo que ocurrirá en el Fin, cuando los Objetos se junten. El Holder de la Masacre responde por qué matan. El Holder de la Aceptación explicará quiénes tienen que aceptar las consecuencias de las acciones de los Buscadores, y así por el estilo. No tiene que ser tan obvia la relación entre Tópico y Pregunta; esta es la parte más omitida entre los Holders, así que si no puedes pensar en una buena pregunta, no la incluyas.

Algunas preguntas válidas para The Holder of Taint podrían ser “¿A dónde van las almas impuras?” “¿Cómo limpiaremos nuestros espíritus?” “¿Qué les espera a las almas que cedieron ante la infamia?” etcétera.

Holder

Respecto al Holder, normalmente es una entidad cuya forma dependerá de muchos factores. El Tópico puede ayudar a darle forma, pero dado que ellos controlan el mundo donde están, pueden tomar el aspecto que quieran. Un ser amado, un enemigo, una bestia horrenda o una imagen cándida, cualquiera sirve. Además de los Objetos, el Holder en sí es el elemento más variable de todos. De hecho, ni siquiera tiene que ser uno, pueden ser varias entidades, una entidad colectiva, puede ser incluso abstracto. Busca una forma original para presentar al Holder.

En cuanto a su apartado psicológico, puede estar relacionado con el Tópico. Por ejemplo, el Holder de la Guerra es un general del ejército, y actúa como tal. O puede no estarlo, como el Holder de la Cobardía, que es más bien un hombre escuálido y brutal pero ante el que no debes acobardarte.

Incluso, puede que no veas directamente al Holder, que pareciera que no está presente o que no interactúe contigo, como en el Holder del Aislamiento. Se asume que todo Objeto tiene su Holder, pero no es necesario que tengas que interactuar con él. El Holder podría ser incluso la tierra que vas pisando, el aire que vas respirando o una construcción de tu mente. Lo ideal es ser original.

Resultado

Esto es lo que ocurre simplemente una vez la ordalía es superada y/o la pregunta es respondida. A veces simplemente acaba, o puede ir ligada a una segunda ordalía, antes de enviar al Buscador a su mundo real, en su hogar o fuera del sitio que visitó. Si el Objeto tiene un poder especial, este es un buen lugar para indicárselo al Buscador, y/o advertirle de los males que sufrirá al tenerlo consigo. También pueden ir especificadas las consecuencias de haber visitado al Holder, haya o no tenido éxito con el Objeto.

No es necesario que el Resultado sea elaborado, especialmente si tu Objeto no tiene un poder especial. Pero procura no darle un poder demasiado grande al Buscador, a menos que la Ordalía esté a la altura de las consecuencias. Piensa que un Objeto demasiado poderoso será muy codiciado, y atraerá a muchos Buscadores, así que el filtro deberá ser más estricto.

Objeto

No todos los Objetos se relacionan con el Tópico. Puede ser que sí, como en el Holder de la Marca, que te entrega una marca, o el Holder de las Siete Máscaras, que te entrega, sí, siete máscaras. El Holder de los Recuerdos, por el otro lado, te deja una mesa, y el Holder de la Continuación te dará un corno de bronce.

Recurda: los Objetos pueden ser lo que sea, desde una tachuela hasta algo tan complejo como una criatura viva.

Algunos puntos sobre los Objetos:

Aunque pueden tomar la forma que quieras, hay ya varios tipos de Objetos que han sido usados en muchas ocasiones. Para ejemplificarlo, ya existen más de 10 libros, ¿Realmente necesitamos más volúmenes que expliquen qué son, y por qué quieren volver juntos? Pues porque eso es todo lo que los libros significan en esta serie. El punto es que los libros pueden ser considerados como saturados; considera otro Objeto.

Partes del cuerpo también parecen ser un tópico recurrente: El Holder de la Luz y el Holder del Invierno tienen un ojo como Objeto. El Holder del Sonido te entrega una oreja. El Holder del Pensamiento te entrega un cerebro en una jarra. Por el amor de (inserte deidad aquí), uno de los Objetos es un útero. Trata de pensar para qué sirve, vamos, no es tan difícil. Si lo que quieres es construir un cuerpo, muy bien, pero intenta tener buen gusto para ello. Palabras como “coño” o “verga” son muy poco apropiadas: dales a los Holders algo de respeto por tener clase, después de todo. De forma alternativa, puedes tomar el camino de la sangre y las tripas y escribir algo relacionado con un páncreas, podría calzar con la vibra de horror que estas historias intentan manifestar.

Las llaves no están prohibidas, pero como con los libros, ya hay muchas de ellas: uno de los libros de hecho, necesita una de las llaves. Lo mismo con las armas y las prendas de vestir, hay en abundancia, y probablemente no sea necesario añadir más.

Piensa en un Objeto que no esté en la serie, por ejemplo: uno de los Objetos es el tono que resuena cuando golpeas el diapasón, lo que implica que el diapasón es el medio para producir el Objeto, no el Objeto en sí. Ve más lejos sobre lo que el Objeto puede ser: cualquier forma sirve.

Lee varias de las historias, o busca qué Objetos tienen, para que te hagas una idea. Escribe sobre un Objeto que no hayas visto en ellas.

Frase

La frase es una oración normalmente pequeña que va después del número del Objeto. Sirve para terminar de forma ‘elegante’ la historia. Algunos ejemplos:

Esa moneda es el Objeto 66 de 538. No vale nada y lo es todo.
Esta gema falsa es el Objeto 153 de 538. Así como fueron creados, aún podrían ser destruidos.
Las cadenas y las llaves son el Objeto 280 de 538. Hay cosas que es mejor tenerlas encerradas.
El color es el Objeto 399 de 538. Ningún hombre ha sido cegado por la oscuridad.

La frase puede ser cualquier cosa, pero debe estar ligada al Tópico.


¿Quién es “Él”?

Varias historias mencionan a una entidad solamente nombrada como “Él”, siempre en mayúsculas. A raíz de lo anterior, esto sugiere que debe ser una deidad o algún tipo de ente similar. No se tiene certeza de quién es Él realmente, ni siquiera si es de género masculino (recordemos que el artículo Él puede ser usado como neutro). Este ser tiene una relación más que directa con los Objetos; de hecho, el Objeto 15 es Su trono, y el Objeto 58 es Su ley. Podría pensarse que fue Él su creador, pero no es del todo seguro. El Holder de las Galaxias pareciera arrojar más detalles sobre esta entidad, pues su Holder es nada más que su Avatar. Sea como sea, es el ente que tendrá una relación directa con Su reunión y los horrores que vendrán en consecuencia.

Lo que sí sabemos con certeza sobre Él es que, según el Holder del Ser Interior, odia profundamente a la humanidad, y es el responsable directo de todas sus aflicciones. También odia a los Buscadores, por lo que podemos inferir que Él también se verá afectado cuando sean reunidos. El Holder de la Sumisión nos da detalles sobre su poderío, y el Holder de la Obediencia habla de las consecuencias de desafiar su voluntad.

¿Podemos destruir los Objetos?

Según el Holder de la Muerte y el Holder de la Marca, los Objetos pueden ser destruidos: parece la única forma de librarse del tormento que supone su Reunión. Sin embargo, “destruirlos” no hace alusión a destrozarlos o desintegrarlos, como con los objetos comunes. Recordemos que los Objetos tienen consciencia, voluntad, deseos y anhelos, por lo que actúan como seres vivos. Esto implica que los Objetos son elementos que están a un nivel muy superior en la realidad, y la tarea de destruirlos es algo mucho más elaborada. El Holder de la Reencarnación nos da una pista: nos señala que existe una rueda de renacimiento, el samsara, y que los Objetos se someten a ella. Por lo tanto, hay que romper esa rueda primero, y luego proceder a destruir el Objeto, aunque no hay una forma conocida para lo último.

Destruirlos implicaría quitarlos de la realidad, expurgarlos del espacio, el tiempo, la existencia en su totalidad. Se desconocen poderes lo suficientemente grandes como para lograr aquello, y, de existir, no se sabe cómo adquirirlos. Muchos Buscadores quieren dar con la respuesta, pero pareciera que a esas nobles almas solo les espera una eternidad de preguntas esperando una solución que nunca vendrá.

¿Cuántos Buscadores hay ahí fuera?

Más de los que imaginas. Cientos, miles, decenas de miles quizá. El mundo es un lugar extenso. El universo, mucho más de lo que piensas. Hay Buscadores que ni siquiera son humanos. Han existido a través de la historia, y no hay forma de identificarlos sin ser uno. De forma muy pronta, se nos hace saber que ir por ese camino es prácticamente irreversible, y deben haber muchos, arrepentidos de sus acciones, quizá demasiado débiles para seguir el camino que escogieron, por lo que también hay muchos de ellos muertos, siendo castigados de formas inenarrables en miles de infiernos.

¿Qué peligros afronta un Buscador?

Ser un Buscador implica casi, literalmente, vivir entre peligros. No solo los que supone buscar los Objetos, sino las secuelas de estar en ese mundo. Tienen que resistir el día a día lidiando con recuerdos horribles, historias enloquecedoras contadas por Holders, y probablemente de varias afecciones mentales en consecuencia. Además, tienen que alejarse de la sociedad, pues ésta, aunque ignorante ante el peligro que supone la existencia de los Objetos, puede intuir cosas malignas en un Buscador, así que éste se ve obligado a vivir en el más profundo ostracismo.

Los Buscadores viven constantemente afectados una vez poseen un Objeto, y no solo por las pruebas que debieron enfrentar. Pesadillas, visiones por el rabillo del ojo, alucinaciones, ensueños hórridos, pérdida de la jovialidad o debilitamiento de la voluntad de vida son solo algunas de las cosas que provocan en un ser humano ir por un Objeto. Hay Holders que piden como pago un precio muy alto por ceder su Objeto, por lo que muchos Buscadores saben con certeza lo irrevocablemente condenados que están. Muchos se suicidan y se resignan a su destino, otros harán cualquier cosa por evitar a la muerte, sin importar si eso implica condenar también a miles de inocentes. Sin mencionar que los Buscadores pierden a muchos, sino a todos, sus seres queridos. Aunque los Objetos son el único vínculo que poseen ahora, siguen teniendo las necesidades básicas de afecto y amor que cualquier otro ser humano podría, al menos en un principio.

Además, los Holders no son lo único que deben temer, pues los demás Buscadores conocen su entorno, y si saben de un Buscador que posea un Objeto que ellos codicien (especialmente si se trata de un Objeto muy raro o si buscan reunirlos), intentarán quitárselo, normalmente bajo uso de la fuerza bruta. Puede que algún Buscador cauto tenga aliados de su estirpe, pero esto no asegura que estará libre de problemas, pues sus compañeros podrían, voluntariamente o bajo influencia de los Objetos, traicionar a sus amigos. Hay búsquedas que implican hacer sufrir a sus seres queridos o dañarse a sí mismos de mil formas, por lo que la traición no se ve como un gran pecado, luego de vislumbrar todo lo corrupto que el mundo puede traer consigo.

Como se explicó arriba, The Holders es un mundo grimdark, así que no hay “Buscadores buenos” o “Buscadores malos”. Simplemente hay algunos que son más “honorables” que otros, pero éstos escasean. Es común definir a los Buscadores en general como “monstruos”, “villanos”, “déspotas”, etc. y hay varias razones para ello. Aunque exista algún Buscador noble para con la humanidad que desee detener la hecatombe que supone su Reunión, por cada uno así que encuentres, hallarás mil a los que solo les preocuparán sus propios deseos, sin importar el costo para los demás.

Continuará…

13 comentarios to “Preguntas Frecuentes”

  1. hace un tiempo cree un juego de roll basado en este universo
    busco gente que quiera participar y ayudarme a aumentar la historia…
    los holders se despiertan y algunos saben las consecuencias que lleva
    cualquier interesado avisar abajo

  2. Alejandro Vallejo Says:

    Disculpa amigo, yo se que la pregunta es tonta pero. Que tiene de real esto y hasta que punto es falso? Porque si cualquiera puede aportar con una historia, significa que la mayoría, si no todas. Son producto de personas con ansias de aportar como escritores. Agradecería tu respuesta.

    • N̶a̶d̶a̶ ̶e̶s̶ ̶r̶e̶a̶l̶,̶ ̶e̶s̶ ̶u̶n̶a̶ ̶c̶r̶e̶e̶p̶y̶ ̶c̶o̶m̶o̶ ̶l̶a̶s̶ ̶d̶e̶m̶á̶s̶ ̶p̶e̶r̶o̶ ̶m̶á̶s̶ ̶g̶r̶a̶n̶d̶e̶ ̶s̶i̶ ̶s̶e̶ ̶q̶u̶i̶e̶r̶e Las historias no se escriben solas. Alguien tiene que coger el tintero, la pluma y deslizarla para correr la voz. Es lógico.

      S̶o̶m̶o̶s̶ ̶l̶o̶s̶ ̶H̶o̶l̶d̶e̶r̶s̶,̶ ̶s̶o̶m̶o̶s̶ ̶m̶á̶s̶ ̶r̶e̶a̶l̶e̶s̶ ̶q̶u̶e̶ ̶t̶ú Ahora bien, si consideras al mundo como un lugar meramente racional y dejas de lado lo “trascendente”, creo que esa pregunta se responde sola. Será tan real como tú lo creas, o puede no serlo en absoluto.

      T̶ú̶ ̶n̶o̶ ̶e̶x̶i̶s̶t̶e̶s̶.̶ ̶T̶ú̶ ̶n̶o̶ ̶i̶m̶p̶o̶r̶t̶a̶s Habría que estar loco para desear que esto fuera real, ¿no? S̶o̶m̶o̶s̶ ̶l̶a̶ ̶l̶o̶c̶u̶r̶a̶,̶ ̶a̶c̶e̶c̶h̶a̶m̶o̶s̶ ̶e̶n̶ ̶c̶a̶d̶a̶ ̶p̶u̶e̶r̶t̶a̶,̶ ̶t̶ú̶ ̶n̶o̶ ̶s̶i̶g̶n̶i̶f̶i̶c̶a̶s̶ ̶n̶a̶d̶a̶.

  3. Hola… Espero este comentario llegue al organizador u organizadores de esta pagina. Estoy sumamente interesado con ponerme en contacto con ustedes. Tengo una empresa de cortometrajes y audiovisuales y mi equipo de trabajo y yo estamos apunto de hacer una webserie basada en The Holders. Me gustaria invitarlos comunicarse conmigo y exponerles las ideas y ver su punto de vista. Estaré a la espera de su respuesta

  4. Hola, tengo algunas preguntas que hacer, lo que pasa es que desde hace un tiempo estoy leyendo estas historias y realmente me han parecido muy interesante. Bueno, pues hace unos días se me presentó la oportunidad de trabajar en un proyecto de animación y programación, y debo crear una historia para llevar a cabo el proyecto y entre fantasías e imaginación he estado armando en mi mente algo relacionado con The Holders, de hecho, son base en la historia mi pregunta es ¿Puedo usar The Holders para mi proyecto? Claro en caso de que si pondré la debida referencia a quien los haya creado, ya sea nombrando a todos los involucrados o de alguna manera general. También felicito pues realmente esto es bastante genial, The Holders se han ganado un lugar especial entre mis cosas favoritas.

    • Saludos, y gracias por las visitas :3
      Respecto a tu pregunta, según dice el sitio original de The Holders:
      “Los derechos de cada historia permanecen con el autor original. En varios casos, estos autores son anónimos, El “mundo” de The Holders sobre el cual se han escrito las historias puede considerarse propiedad pública, pero no dominio público. Cualquiera es libre de escribir más historias que tomen lugar en el mundo de The Holders, y mantener los derechos de autor de sus propios trabajos”.

      Así que, si vas a crear un proyecto sobre una historia tuya propia ambientada en el universo de The Holders, no debería haber problemas, aunque deberías citar al sitio original y posiblemente a éste, si te basas en mi adaptación.

  5. y los holders de la legión?

  6. Anónimo Says:

    espera esto sogmifica que si nosotros escribimos las historias holders no son reales? :O

    • Graecus Says:

      Esto es una guía para los fans que quieran hacer su propio holder, no significa que lo que esa persona escriba es verídico.

      Tampoco hay que creer que los 2538 objetos no son reales solo porque de hecho existe una estructura en la creación de los relatos.

  7. ¡Nuevo apartado de Preguntas Frecuentes creado!

    Nota: este NO es el elemento que dije que añadiría cuando solicité preguntas interesantes, es más bien una pequeña guía para ayudar a construir mejor el universo de The Holders, y para quienes deseen contribuir a ella. Irá creciendo según sea necesario, espero la disfruten.

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: