#479: The Holder of Eisoptrophobia

Español: El Holder de la Eisoptrofobia

La eisoptrofobia es el miedo irracional a los espejos, o a verse reflejado en uno.

Es absolutamente necesario que ya hayas obtenido el Objeto 35: El Espejo del Miedo, antes de ir por este Holder.

Ve a cualquier espejo, en cualquier lugar, no importa cual. Asegúrate de llevar contigo una espada. No una daga ni un cuchillo, ni una alabarda, especialmente no un arma de fuego. Si tienes cualquier Objeto que sea una espada, no lo uses, pues aquí es necesario medir tus habilidades naturales. Aléjate lo suficiente del espejo de tal forma que puedas tocarlo con la punta de la espada, con el brazo extendido. En esta posición, mira a tu reflejo a los ojos, y dile con toda la audacia que tengas: “Ya no tengo miedo”. Si tu reflejo sigue ahí, estás de suerte. Has sido marcado para la muerte. Te encontrarán en algún momento. Los demonios tienen sus maneras.

Sin embargo, si tu reflejo responde con: “Yo seré quien juzgue”, entonces tu impía búsqueda como Buscador está destinada a continuar. En este punto, tendrás dos opciones. Podrás decirle a tu reflejo de vuelta: “Debo afilar mis habilidades”, en cuyo caso te reverenciará y podrás irte, permitiéndote un poco más de tiempo para entrenarte con la espada, pues vas a necesitarlo. En caso contrario, podrás decirle: “Que así sea”.

Si escoges la segunda frase, todas las ampolletas explotarán violentamente. Lo mismo ocurrirá con cualquier cosa que produzca luz, incluso las velas. Si había luz entrando desde el exterior (o si estaba en el exterior cuando comenzaste con esto), el sol se pondrá muy rápidamente. Deberás arrojarte hacia el espejo antes que se vuelva completamente oscuro. Si te tardas demasiado, tu reflejo saldrá del espejo y estará destinado a tomar tu lugar, sin antes tomarse su tiempo, que podrían ser años, en saciarse con tu sufrimiento y tu dolor, manteniéndote vivo todo el tiempo solo para poder continuar haciéndote daño hasta que tu cuerpo ceda ante la muerte. Si lo hiciste bien, entrarás a un salón oscuro, excepto por una luz tenue que se emana desde el suelo.

Comenzará a reproducirse música, cualquier pista que tu reflejo escoja para acentuar la batalla que vendrá. Normalmente es una pieza musical demasiado estridente para soportar oírla, compuesta de sonidos desagradables e instrumentos malditos. Trata de ignorar esto tanto como puedas, pues tendrás que prepararte. Tu reflejo ha tenido muchísimo tiempo para refinar sus habilidades en combate, atrapado en este lugar desde que naciste. Tan pronto como escuches un sonido similar a una explosión lejana, tu reflejo cargará contra ti. No te equivoques, tu reflejo es mucho más fuerte y ágil de lo que podrías esperar, pero tendrás que luchar. Tu cuerpo podrá aguantar mucho más heridas de lo normal aquí, pero lo mismo se aplica para tu reflejo. Haz todo lo posible para destruirlo. Desgraciadamente, la gran mayoría tiene un reflejo demasiado habilidoso para vencerlo. Si eres derrotado, esperemos que éste sea compasivo u honorable, para que te deje ir y puedas tener otra oportunidad. De lo contrario, te quedarás aquí, herido más allá de lo posible, tus heridas nunca sanarán, y la música se hará cada vez más fuerte, pero nunca quedarás sordo. Más temprano que tarde acabarás loco, y ni siquiera podrás acabar con tu propia vida.

Si ganas, tu reflejo soltará su espada. Del suelo, se levantarán muchos espejos. Ellos reflejarán todo a lo que temes, y luego se entremezclarán, creando una única entidad que podrás ver en todo su esplendor. Tus antiguos miedos no serán absolutamente nada comparado a éste. No será particularmente horrible, ni se tragará tu alma. Es simplemente todos tus miedos en uno, un avatar personal de tu propia sensación de terror. Te hablará, y su voz será una mezcla de las voces de todo a lo que temes, también. Te dirá que tú lo creaste, y que solo tú puedes destruirlo. Atrás de ti, estará el Objeto 35, en paralelo con él. Si fuiste lo suficientemente necio para intentar esto sin haber obtenido este Objeto, su actual poseedor aparecerá ante ti. Si es un un Buscador, él verá tus miedos, y los utilizará en tu contra. Te arrebatará tus Objetos y luego te arrojará dentro de la mezcla de tus miedos, fusionándote con ellos y no sintiendo nada más que absoluto terror hasta el fin de la eternidad. Peor aún, si es su Holder, él te mostrará sus propios miedos. Incluso este Holder tiene miedos, y tú los verás, conocerás todo aquello demasiado imposiblemente horrendo que este Holder teme, te castigará por importunarlo y, también, te arrojará para que vivas entre sus miedos, por toda la eternidad.

El Objeto 35 reflejará algo, creará una imagen de horror completamente nueva para ti, y escucharás: “Demuestra lo que vales. Contémplame”. Es la voz del Holder. Mira dentro del Espejo.

Aquí, conocerás una nueva forma de terror, totalmente distinta a cualquiera que hayas experimentado. No es impactante, no es horripilante, tampoco es peligrosa, ni hostil, ni desagradable. Es algo más, y no se puede describir. Quemará tu mente y tu alma, y nunca podrás olvidarlo. El Espejo volverá a mostrar un reflejo real, y tu mezcla de miedos gritará en agonía, mientras es devorada por aquello en el otro Espejo. Incluso tus otros miedos no son nada en comparación.

 

Si miras a tu alrededor, el salón estará ahora lleno de espejos, de todos los tipos y tamaños, y cada uno reflejará diversas formas de terror. El Holder se ha sentido complacido, compartiendo su galería de arte macabro contigo. No tienes que verlos; posiblemente no debas. Lánzate hacia el Objeto 35, con los ojos cerrados.

Caerás sobre tu cama, en el lugar que llamas hogar, con el Espejo del Miedo mostrando su reflejo real. Mírate, tendrás un tatuaje pequeño en tu frente. Su forma no es importante, pues es distinto para cada Buscador. Verás que ahora, tus antiguos miedos han sido superados, pero ahora, con excepción del Objeto 35, verás a este nuevo terror en todos los espejos donde mires. Tendrás que evitarlos si quieres mantener tu cordura. Podrás hacer la prueba del Holder del Miedo una vez más, y éste podrá purgar tu mente durante un tiempo. Pero quizá no quieras hacerlo, será mucho más difícil que aquella vez que obtuviste su Objeto.

Este tatuaje es el Objeto 479 de 538. El miedo da vida al abismo, y ahora contribuyes a alimentarlo.

4 comentarios to “#479: The Holder of Eisoptrophobia”

  1. muchos holders te dan cosas inofensivas este no es uno de esos ¬.¬ (quiero mas traducciones xDDD)

  2. NearVanFalcon Says:

    Porq!!!!!! Porq ya no hay mas?????!!!!!

  3. si muchas gracias estaba esperando un nueva traducción un nuevo holder par leer enserio gracias 🙂

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: