#477: The Holder of Forgotten Truths

Español: El Holder de las Verdades Olvidadas

En cualquier ciudad, en cualquier país, visita una biblioteca de tu elección.

Cuando entres, si el bibliotecario en la recepción es un hombre, entra en la zona de ficción y busca. Luego de un rato, encontrarás un libro pequeño, cuyo título te será familiar, pero no recuerdas nada de él. Tómalo y léelo: la sensación de familiaridad permanecerá, pero no recordarás lo que viene después. Cuando lo termines, abandona la biblioteca y busca otra, con ello estarás atrayendo la atención del Holder y será más probable encontrarlo la siguiente ocasión.

Si, por el otro lado, es una mujer, acércate a ella y pídele ayuda. Dile que estás buscando un libro, pero que no recuerdas cuál es. Cuando ella te pida detalles, dile que recuerdas la frase ‘cielo despejado’, pero no el contexto. Si ella te solicita más detalles, entonces no has ido al lugar correcto, pero no te vayas sin más. Dale detalles contradictorios sobre dicho libro y espera a que ella te diga que no te puede ayudar más. Suspira, admite que no recuerdas los detalles adecuadamente, agradécele su ayuda, y ve a otra biblioteca.

En caso que hayas ido al lugar correcto, ella te dirá que sabe exactamente cuál es el libro que buscar, y te guiará por la biblioteca. Te llevará por varios estante de libros, y te dará un par de instrucciones antes de regresar a su puesto. Ve por allí, y dentro encontrarás un anciano marchito, sentado ante un gran libro forrado en cuero. Te saludará, y preguntará por tu nombre. No serás capaz de recordarlo, así que dile que no lo sabes. Sugerirá un nombre, y preguntará si es ese o no. Simplemente di que no lo recuerdas. Hará esto un par de veces, hasta que se encoja de hombros y solo te llame ‘hijo/a mío/a’.

Te ofrecerá sentarte y conversar, aunque nunca te dejará hablar por tu cuenta: procederá a preguntarte cosas.

Sabrás todas las respuestas a sus preguntas, pero no serás capaz de recordarlas. Estarán conectadas con tu búsqueda; la ciudad en la que estás, las ciudades que hayas visitado, número de bibliotecas visitadas, bibliotecarios de cada sexo, títulos de libros leídos. Te frustrarás al no lograr materializar tus recuerdos, y querrás mentir, pero no es aconsejable que lo hagas; tan solo responde con la verdad. Has olvidado todo, y no hay vergüenza en ello.

Una vez termine su interrogatorio, se levantará de su silla y abrirá el libro. Te dará la respuesta correcta a cada pregunta, y describirá tu conducta en cada biblioteca. Si has seguido estas instrucciones, cerrará el libro y te lo dará, sin decir más. Parecerá, de hecho, que ha olvidado que estabas allí. Toma el libro y vete de ahí. Notarás luego que ese libro te permitirá recordar cualquier cosa que otros hayan olvidado, pero al costo de tus propios recuerdos.

Si por alguna razón, has cometido algún fallo en esta búsqueda, serás castigado:

Si dejaste de leer el libro cuando te encontraste con un bibliotecario, maldecirá tu falta de imaginación, y ya no serás capaz de tener pensamientos creativos. Tu mente ahora solo trabajará de forma llana y mecánica, y no tendrá la fluidez de una mente humana normal. Incluso tus sueños solo serán retazos de rutina diaria.

En caso que hayas fallado en tratar con alguna de las bibliotecarias de forma respetuosa, maldecirá tu indecencia y te pedirá que te marches. Cuando salgas de la biblioteca, verás que recuerdas al detalle, cada ataque contra ti, desde insultos hasta crímenes. Luego, recordarás cada ataque que tú hayas cometido contra otros. Una vez pase, podrás continuar con tu vida, pero al otro día, el ciclo se repetirá, así cada día por el resto de tu vida.

Si mientes, y afirmas recordar las preguntas que él te haya hecho, cerrará el libro de golpe y te llamará mentiroso. Cuando salgas de la biblioteca, verás que aún no eres capaz de recordar tu nombre, o el de las personas que conoces. O el de la ciudad donde vives. Nunca podrás recordar nada, ni serás capaz de iniciar una nueva vida, pues los recuerdos de los nuevos nombres que tengas, las nuevas personas que conozcas, o la nueva ciudad en la que vivas, se desvanecerán completamente.

Así que más vale que sigas bien estas instrucciones.

El libro es el Objeto 477 de 538. Es pesado, y se hace más pesado aún con cada día que pasa.

2 comentarios to “#477: The Holder of Forgotten Truths”

  1. Uno de los holders más tranquilos, es casi poético obtenerlo.
    Ahora, tengo una duda, ¿de dónde nació todo esto de los holders?

    • Nació del mismo lugar de donde nacen todas la s mejores y peores ideas de este mundo, de una mente humana.
      Pero sí te refieres a la historia, los holders vienen de la necesidad y el deseo de que nunca sean juntado los Objetos.

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: