#476: The Holder of Comfort

Español: El Holder de la Comodidad

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución mental o centro de inserción social donde puedas llegar. Cuando llegues al escritorio principal, pregunta por ver a quien se hace llamar The Holder of Comfort. Una vez esa frase llegue a sus oídos, los trabajadores intentarán darte direcciones sobre a donde debes ir, pero cuando mires a tu alrededor, el lugar será totalmente diferente. Se verá como un viejo calabozo, con musgo rodeando cada pared y pareciendo que está alimentándose de ellas, ruidos de animales peligrosos, una oscuridad penetrante y antinatural, trampas en los techos y el suelo, grietas que dan a un abismo interminable, siluetas demoníacas patrullando sus vastos pasillos. El escritorio principal será el lugar más seguro en este espacio, y nadie querrá salir de ahí.

Tendrás que convencer a los trabajadores de cualquier manera que puedas a salir del escritorio y guiarte hacia el Holder, pues ellos son los únicos que conocen el camino correcto y pueden asegurarte que llegarás con relativa seguridad. Tendrás que persuadirlos, sobornarlos o utilizar la fuerza, cualquier método para convencerlos que salgan y te guíen hacia el calabozo, pues si te aventuras solo en ese lugar, nunca se volverá a saber de ti. Y has de saber que, aunque logres sacar a los trabajadores de su sitio seguro, deberás empujarlos a que no abandonen la travesía, pues este lugar es extremadamente inhóspito y hostil a la vida humana, y podrías encontrarte con formas de morir tan impensadas que, de no ser por el horrible dolor que podrías experimentar, ni siquiera te darías cuenta de tu fallo y posterior deceso. Si no logras quitar a los trabajadores de la seguridad de su espacio, te quedarás allí con ellos por toda la eternidad, cómodo y confortado, sin deseos de dormir, comer o incluso suicidarte; estarás tan complacido que pronto tu mismo corazón dejará de latir, tu mente dejará de pensar y te convertirás en una estatua inerte, sin sensaciones ni deseos.

Sigue de cerca a los trabajadores. Intenta mantenerlos calmados tanto como puedas, pues echarán a correr a la primera vista de algo que consideren peligroso. Haz caso a cada instrucción que te den a la hora de atravesar cualquier sección. El tramo que hay que recorrer puede extenderse por horas o días, pero no podrán detenerse a descansar, incluso a sabiendas que en este reino las sensaciones de hambre, sed, fatiga o sueño serán mucho más intensas que lo normal. Pronto no podrás evitar tirarte al suelo para descansar aunque sea unos segundos, pero no debes hacerlo si quieres tener una esperanza de sobrevivir.

Eventualmente, llegarás frente a una puerta de acero. Uno de los trabajadores la abrirá para ti, y se desvanecerán una vez lo pierdas de vista. No hay vuelta atrás ahora. Entra, y una anciana te estará esperando en un salón bellamente decorado, sentada tras una mesa de caoba acomodada sobre una alfombra fina. El ambiente se sentirá cómodo y pacífico, aunque sentirás una sensación extraña, como si pudieras percibir algo más oculto tras los muros.

Siéntate frente a ella. Será una persona apacible y conversará contigo. Pasarás un rato muy agradable, y ella te preguntará luego a qué has venido. Pregúntale: ¿Por qué deberíamos continuar?

Ella procederá a darte un discurso motivacional sobre tu búsqueda, que te brindará una confianza superior a cualquiera que hayas podido experimentar antes, algo que te empujará a continuar con las dificultades de los horrores que aún tienes que enfrentar. Una vez termines de escucharla, sentirás una paz inalcanzable como Buscador. Ella te dirá entonces: “Quédate un poco más, estás en tu hogar”, entonces chasqueará los dedos y varias luces se encenderán a tu alrededor. Verás que el salón donde entraste es mucho más grande, y verás también muchas figuras humanas a lo largo y ancho del espacio en donde estás, con un revólver en sus manos. El Holder te dará uno igual, junto con una bala. En este punto, sabrás que la última fase de tu prueba es acabar con su vida.

No tienes que hacerlo de inmediato, sin embargo, si prestas atención a tu alrededor, verás que en este lugar tienes todo lo que necesitas: aquí podrás satisfacer todos los deseos que tengas, tendrás compañía constante y amigable, y nada podrá hacerte daño. Incluso, estarás protegido de las consecuencias de la reunión de los Objetos, por lo que será un lugar donde podrás acomodarte y disfrutar un poco de tranquilidad entre el caos que implica ser un Buscador. Pero pronto, no querrás dejar este lugar, pues te verás incapaz de abandonar tal nivel de comodidad. Todos los Buscadores a tu alrededor llevan más años de los que puedes contar en este lugar, y ninguno de ellos puede ni quiere llevar a cabo la decisión final. De más está decir que quedarás relegado a este espacio por toda la eternidad, incapaz de morir o de ver el exterior de nuevo.

En caso que reúnas las fuerzas para tomar la decisión, una vez el Holder caiga muerto, todo se apagará, y oirás su voz una vez más. Esta vez, hablará de lo que es realmente el confort, y todas las terribles implicancias que tiene en las personas que renuncian a escapar de él. Dependiendo del tiempo que hayas tardado en decidir atacar al Holder, vislumbrarás lo que realmente es la comodidad en medio de la búsqueda, y si esto no te deja irremediablemente afectado por el resto de tu vida mortal, te mostrará tus respetos. Quitará el mantel de la mesa y te lo dará, entonces te pedirá que cierres los ojos.

Despertarás en el lugar que llamas hogar, sentado en una silla o en cualquier superficie que te lo permita, con el mantel sobre tu regazo. Ahora que conoces la verdadera naturaleza del confort, no querrás estar inmerso en él nunca más, lo que te empujará a encontrar la seguridad en el peligro. Tu búsqueda se volverá mucho más riesgosa ahora.

El mantel es el Objeto 476 de 538. La comodidad es solo un sutil impedimento humano.

2 comentarios to “#476: The Holder of Comfort”

  1. Otra pregunta, ¿De dónde salen las personas que atienden en recepción, las personas de la universidad, el personal que siempre te encuentras cuando buscas los holders?

    • Desde en momento en que tienes el deseo de ir por un Objeto la realidad cambia, los recepcionistas o cualquiera a quien tengas que dirigirte ya no son parte de este mundo

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: