#466: The Holder of the Roots

Español: El Holder de las Raíces

Antes que comiences esta búsqueda, asegúrate de que estás en posesión del colgante negro.

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución de salud mental o centro de reinserción social a donde puedas llegar. Cuando alcances el escritorio principal, dile al recepcionista que estás allí para discutir tu futuro con The Holder of the Roots. Si el recepcionista se burla de ti, tu búsqueda será desastrosa, pues las raíces ya han tomado lugar. Tu única oportunidad para vivir un futuro libre de dolor es asegurarte que llevas contigo el colgante negro.Por otro lado, si la apariencia de su rostro se vuelve a de un viejo roble profundamente surcado, vas por buen camino, al menos por el momento. Dirígete al pasillo, el cual ahora se verá tranquilo y tétrico.

Mientras caminas por el pasillo, procura mantener una apariencia impasible. Varias imágenes explotarán desvergonzadamente en tu mente, pero no dejes que esas grotescas visiones te engañen; no ha habido nada aquí hace mucho tiempo. Si sucumbes al terror, te quedarás atrapado, y la muerte nunca podría llegar lo suficientemente pronto.

Luego de lo que parezcan días, verás que el piso está cubierto mayormente de hojas secas. Escoge una, no importa cual, y cierra tus ojos. Cuando los abras, estarás rodeado de cientos de miles de árboles. Si te fijas bien, podrás darte cuenta que solo son en parte árboles, el resto es una silueta desfigurada y agónica de un ser humano. Estos miserables y retorcidos árboles comparten un mar de raíces, haciendo que tengan que soportar colectivamente su propia miseria y la de los demás.

Una voz se dirigirá a ti, rogándote por que te voltees; mientras lo haces, verás frente a ti a una de las criaturas más repulsivas y lastimosas que hayas visto, mucho más asqueante que las imágenes que te inundaron previamente. Las nudosas raíces de cada árbol en este horrendo bosque estarán ensartadas en sus bulbosos ojos.

“¡Por favor, termina con mi sufrimiento! ¡Ya no puedo protegerlos más!” gritará la bestia, su propia voz desgarrará tu consciencia. “¡Por favor, ya he tenido suficiente! ¡No puedo soportarlo, no soy lo suficientemente fuerte!”. En ese preciso momento, sin importar si sientes algo de piedad por la criatura, deberás preguntar: ¿Cómo están conectados?

La criatura cesará abruptamente sus lloriqueos, y te contará exactamente cómo y por qué están conectados, unos con otros, y Ellos con Él. Cada uno de sus viles movimientos hará que la bilis alcance tu garganta y el impulso por correr golpeará tus nervios, pero aunque cedas ante ello no podrás moverte en absoluto.

Las raíces comenzarán a entrampar tus pies. Podrías intentar luchar contra ellas para liberarte, pero entonces te darás cuenta que esas raíces son parte de ti.

“Todos estamos conectados”, dirá el desfigurado ser. “Nosotros somos uno, ¿lo ves? No podemos estar separados”.

Comenzarás a experimentar el dolor del bosque crecer, al principio de forma lenta, pero luego arderá en tu interior mientras sus pensamientos se entremezclan con los tuyos. Aún así, no debes dejar que te consuman. Toma las raíces que salgan de sus ojos y tíralas con toda tu fuerza. Hazlo rápidamente, pues su dolor ahora es tuyo. Mientras vas retirándolas, sentirás una enorme presión detrás de tus propios ojos. Cuando sus ojos dejen su cuerpo, los tuyos saldrán también. Soporta el dolor tanto como puedas, y aférrate al colgante negro. Tómalo y lánzalo a sus cuencas sangrantes.

“Gracias…” te dirá la criatura. El colgante aliviará el sufrimiento de este bosque, y los convertirá a todos en árboles normales. Sin embargo, los efectos se presentarán en ti muy rápidamente; tus extremidades se volverán rígidas, tu respiración cesará y tus pies se astillarán. Reza para que pierdas la consciencia pronto.

Despertarás en un bosque cerca del lugar que llamas hogar, ileso, sin embargo, tendrás una pequeña raíz emergiendo de uno de tus pies. Tendrás que quitarla de cualquier forma que puedas. El dolor será similar a que te arrancaras una extremidad, pero debes hacerlo antes que la raíz tome el control de tu cuerpo.

La raíz es el Objeto 466 de 538. ¿Vas a destruir aquello que los conecta?

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: