#435: The Holder of Awe

Español: El Holder de la Impresión

En cualquier ciudad, en cualquier lugar del mundo, ve a una iglesia cristiana. Párate frente al crucifijo hasta que alguien aparezca detrás tuyo. Ellos sienten la presencia de la maldad a tu alrededor, así que esta persona deberá ser de la clerecía. Sin embargo, no lo será, pero te ayudará en encontrar a The Holder of Awe.

Él te llevará a una banca en la acera y deberás hablar con él sobre tus creencias religiosas, incluso si no tienes ninguna. Esta persona se verá muy interesada en lo que dices, pero mientras habla, escucha con toda tu atención: esto podría salvarte. Pregunta a esta persona por ver a The Holder of Awe una vez la conversación comience a menguar.

El clérigo te llevará de vuelta a la iglesia, pero ahora estará desprovista de todo adorno, mobiliario y luz. Te llevará hasta la oscuridad y tarareará un himno o dos. Eventualmente terminarás ante el crucifijo donde empezaste. Un murmullo o gruñido detrás de ti te llamará la atención y el miedo se manifestará en tu cabeza, pero no te des la vuelta. Mira fijamente hacia adelante, hacia la oscuridad, y tal vez verás un rayo de luz tenue.

Si no lo haces, ese estruendo parecerá estar mucho más cerca, y el clero habrá desaparecido.

Cuando el clérigo termine con su himno, la luz regresará a la iglesia y una voz explosiva llenará todo el lugar, estremeciendo los cimientos donde estás de pie y calmando el rápido latido de tu corazón. Esta voz podría ser la más agradable que hayas oído, y podrías estar asombrado por su poder absoluto, podría incluso dejar perpleja tu mente, pero no dejes que su voz tome su efecto total: mantén tu mente divagando todo el tiempo. Debes preguntar si la voz sale de los labios de los dioses. Si comienza a reírse, puede liquidar tu cerebro antes que la iglesia se oscurezca una vez más. Si responde: “Si, soy un dios”, abandona la iglesia y regresa a casa.

Habrás sido purgado de todos tus errores y tus antiguas búsquedas han sido borradas de tus recuerdos, así como los Objetos.

Si la voz responde: “No, yo soy mucho más vengativo que lo que Él alguna vez podría ser”, prepárate, pues el clérigo te atacará por traer la maldad a su iglesia. Si sobrevives a su rabia ciega, toma el rosario de su cuello y mantenlo cerca, pero nunca lo uses. Parece brillar con un balance entre la luz y la oscuridad.

El rosario es el Objeto 435 de 538. Los rezos no evitarán que Ellos vean cada uno de tus movimientos.

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: