#416: The Holder of Authority

Español: El Holder de la Autoridad

En cualquier cuidad, en cualquier país, ve a cualquier recinto militar o edificio del gobierno donde tengas acceso. Dirígete hacia algún trabajador y comienza a atacarlo. Esto puede tener graves consecuencias, pero no te detengas hasta que estés físicamente al límite y arrojado fuera de su vista. Al otro día, o si fuiste arrestado, la siguiente vez que puedas, ve al mismo lugar y ataca otra vez a los trabajadores. Esta vez, en lugar de ser arrestado o echado, serás guiado a una celda de contención en el edificio.

Pasarás la noche en esa celda, y los pasillos y cuartos contiguos estarán absolutamente abandonados. Estarás completamente solo; el lugar totalmente oscuro. Si has sido un ciudadano respetuoso de la ley toda tu vida, esto no debería ser un gran problema para ti, ve a dormir y espera. Si has estado encarcelado anteriormente, el verdadero desafío comienza aquí.

Oirás una voz, la cual pronto reconocerás como la tuya propia, hablado aleatoriamente, aparentemente consigo misma. Sin embargo, sabe que estás ahí. Si te da una orden; hacer flexiones de brazos, caminar, sentarse, dormir, debes obedecer. No lo hagas, y serás soltado en la mañana. Tu vida parecerá volver a la normalidad, hasta que alguien te dé una orden. Cuando esto ocurra, obedecerás y será imposible no hacerlo. Tu vida se convertirá en una historia de obediencia obsesiva, sin nunca ser libre hasta que te vuelvas loco o alguien te ordene hacer algo que acabe con tu miserable existencia. Obedece a la voz toda la noche, hasta que por fin la mañana llegue y la voz se detenga.

Si te las arreglaste para pasar la noche, vendrá gente a tu celda y te ordenará que te levantes, golpeándote si no lo haces lo suficientemente rápido. Ellos te llevarán por una puerta y te empujarán. Dentro de esta puerta hay otro mundo, lleno de maravillas mecánicas y ciudadanos felices. Este mundo es increíblemente asombroso y casi mágico, aunque nadie allí parece darse cuenta que estás ahí sin importar lo que hagas. Esta utopía es perfecta. Sin embargo, caminado por ahí verás una escena, donde un anciano tropieza y parece quebrarse un hueso. Nadie le prestará atención, hasta que hombres uniformados se dirigirán al anciano, el cual llorará incontrolablemente cuando los vea. Ellos lo tomarán y se alejarán con él. Síguelos, no suponen peligro para ti.

Ellos lo llevarán a un gran rascacielos gris, pero en vez de ser algún tipo de hospital u hogar, habrá guardias en los muros. Subirán varios tramos de escaleras, ya no cargando al anciano, sino arrastrándolo. Finalmente llevarán al patético viejo a una habitación pequeña. Él está atado a una mesa y un pequeño hombre con una bata blanca se acerca. Él toma un pedazo de papel entregado por un guardia y lo lee en voz alta. Son los crímenes del anciano:

“Rayar el pavimento nuevo de la ciudad, un cargo. Perturbar el tráfico peatonal, nueve cargos. Disturbio sonoro, un cargo. Once cargos totales, culpable en todos ellos. Sentencia: Once sentencias de muerte, las cuales deberán ser llevadas a cabo en: 1.-su edad actual; 2.- 5 años; 3.- 1 año; 4.- 13 años; 5.- 20 años; 6.- 1 minuto de vida; de 7 al 11, a los ocho años”.

El hombre de bata tomará una jeringa e inyectará un vil líquido gris en el cuello del anciano. Dejará escapar un silbido de aire y morirá. Los uniformados lo lanzarán toscamente a un agujero en el muro, donde el cuerpo será incinerado. Una mujer embarazada es llevada a la sala, gritando. El pequeño hombre extrae al bebé, mientras que los uniformados frenan a la madre. Ella es sacada del lugar, sollozando histérica. El hombre de bata mira el reloj. Luego de un minuto de silencio, arroja al bebé en la mesa y le inyecta otra dosis del líquido gris. El bebé lentamente se calma y finalmente queda inerte. Lo tira al suelo y patea hacia el agujero. Sigue al hombre hacia donde vaya ahora.

El hombre caminará hacia un centro administrativo, y le dirá a una mujer de bata blanca, que necesita ver al Líder. Entonces se dirigirá hacia una pequeña puerta del tamaño de un niño, y se arrastrará a través de ella. Él luego…

Hay una gran macha de sangre en el papel original donde esta guía estaba escrita; este Buscador nunca fue capaz de leer las siguientes oraciones. Por lo tanto, continuaré donde el documento se hace legible.

…Él es el Buscador, y deberás destruirlo. La vieja autoridad no puede seguir existiendo si está aquí la nueva. Sentirás un deseo abrumador de obedecerle, de rendirte, de suicidarte, de arrancar tus ojos, desollar tus manos y atravesar tu cráneo con sus mandatos, pero debes resistir. Cuando lo mates, toma aquello que dejará en su silla.

La caracola es el Objeto 416 de 538. Ahora eres la nueva autoridad.

Una respuesta to “#416: The Holder of Authority”

  1. Anónimo Says:

    Que tal, aviso que dice cuidad y no ciudad

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: