#396: The Holder of Respiration

Español: El Holder de la Respiración

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier colegio o universidad a donde puedas entrar. Dirígete al laboratorio de ciencias a cualquier clase que se esté impartiendo de anatomía o estructura biológica de seres humanos. Cuando entres, si el profesor pregunta por qué llegas tarde o reconoce tu llegada, esta no es la sala correcta. Cuando encuentres la adecuada, siéntate en la fila de atrás hasta que acabe la clase. Llama la atención del profesor antes que se vaya y asegúrate que eres el último ‘estudiante’ en la sala. Si no estás solo cuando preguntes por el Holder, los restantes desgarrarán tu carne y roerán tus restos.

Cuando preguntes por este Holder en particular, no pierdas la confianza en ti mismo: el profesor sabe de tu fallecimiento y podría ser la causa de éste. Una vez hecho, el profesor te pedirá que lo veas en su oficina durante los últimos 15 minutos que permanecerá en la institución educativa. Acepta y vete. No busques nada durante esta espera. Esta búsqueda en particular ya ha comenzado, y es una prueba de una sola vez. No hables con nadie, incluso aunque lo reconozcas. Hasta que completes tu tarea, ellos estarán poseídos por demonios de horror inimaginable, y hablar con ellos los liberará, torturándote mientras gritan llamando a otros demonios para unirse a tu próxima muerte.

Si logras sobrevivir lo suficiente para ver al profesor a su oficina, te llevará por un corredor cuyo fin parece no existir. Pronto hablará sobre la clase anterior y cómo te sentiste en ella. Debes responder que no eres un estudiante; cualquier otra respuesta te dejará incapaz de respirar, y los estudiantes poseídos llevarán tu cuerpo al Infierno, donde pasarás una infinidad de eternidades. El profesor asentirá y te dejará solo, deseándote buena suerte.

Mientras caminas solo, el aire se volverá más escaso y tu pecho luchará por expandirse, pero debes permanecer en movimiento. Ellos están mirando cada movimiento tuyo, esperando atacar. Tu sangre se moverá más lentamente; tu corazón ralentizará su cadencia. La cada vez mayor falta de aire será obvia y sentirás que tu cerebro se apaga.

Una puerta aparecerá . Deberías arrastrarte ahora, con el sudor cayendo de tu frente como balas. La puerta se abre a medida que lentamente te acercas a ella. No pares, sigue avanzando. Incluso con el fuerte ser esperando tu llegada, las bestias detrás de ti no detendrán su persecución, incapaces de frenar su hambre de tu carne.

Un dedo es todo lo que necesitas posar sobre el pomo para llegar a este salón rico en oxígeno. El ser que te espera te arrastrará adentro y cerrará la puerta a las criaturas.

Esta entidad es enorme y está revestido con piel de color rojo y negro. Él está sonriendo con dientes de color amarillo-blanco, pero parece simpatizar con tu duro viaje. Te invita a acariciarlo, si lo deseas. Su piel es tan suave como la seda y su respiración lenta es un consuelo para ti. Mira su cara y verás sus ojos azules brillantes y un cuerno pequeño y huesudo encima de su cabeza, que brilla a la luz de este refugio.

Esta criatura es el Holder de la Respiración y con mucho gusto renunciaría a su Objeto, aunque parezca ajeno a su deber predestinado. Él sólo disfruta de tu tacto, ya que no ha sentido esto por lo que parece una eternidad.

Esta felicidad será de corta duración, porque tú eres el Buscador y debes continuar en tu búsqueda. Dile a la bestia: ¡Necesito tu Objeto, Holder!

La bestia se confundirá por un momento breve, pero pronto asentir con la cabeza como un cachorro excitado. La sacudida se tornará violenta y su piel se desgarrará rápidamente, revelando piel podrida y tejido muscular. Esos ojos azules comenzarán a arder de color rojo y tornearse de negro como el carbón. La bestia ha entrado en furia y el aire en este salón comenzará a disminuir. Probablemente morirás antes, pues sus pulmones tienen mayor capacidad. Entre el tejido podrido, notarás una luz tenue en su estómago. Esto es lo que debes adquirir antes que la bestia devore tu alma. Cómo lo obtendrás es tu elección.

Si tomas el Objeto, terminarás en la sala del profesor, donde estuviste estando antes, con un orbe reluciente en tu mano. Si la bestia tomó tu vida, espera ser llevado al Infierno, pues una eternidad con él será por mucho peor.

El orbe es el Objeto 396 de 538. Guarda las almas de los Buscadores que fracasaron. ¿Se unirá la tuya a la colección?

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: