#393: The Holder of The Beast

Español: El Holder de La Bestia

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a la oficina de relaciona públicas que se encuentre en el ayuntamiento, municipalidad o centro gubernamental de tu zona. Cuando llegues al escritorio principal, pregunta: “¿Puedo hablar con aquél que nada en un mar de rechazo?” La persona hará una de dos cosas: si él/ella te pide repetir la pregunta o te mira con un aspecto divertido, no has ido al lugar correcto. Si, por otro lado, te dicen que mires en la Biblia, sal del lugar y regresa a tu casa.

Si tienes una Biblia, ábrela cuando estés en la habitación donde te sientas más cómodo. Si no tienes una Biblia, cualquier texto religioso que nombre alguna deidad malvada entre sus páginas servirá. No importa la página, sólo comienza a leer lo que hayas abierto durante la próxima hora. Persiste en ello hasta que escuches algo siendo aplastado.

Mira arriba y contemplarás un paisaje de tormento. No hay palabras para describirlo, pues se desdobla de la realidad. Sólo intenta explorar el horizonte.

Busca una gran espadaña de sangre viva, y espera que no esté invertida. Puedes intentar acercarte a ella, pero es un largo y estruendoso camino, del que seguramente saldrás muerto. Grita fuerte en esa dirección: “¡Cierra mis puertas al cielo!” si quieres llegar de forma rápida. Tan sólo no esperes misericordia desde arriba si algo te pasa mientras estás acá. Cuando llegues, entra en la capilla.

Dentro, se estará llevando a cabo un sermón. El ‘predicador’ estará sobre una pila de cuerpos, con un podio hecho con sus extremidades. No lo escuches, pues es un pariente del Holder del Engaño, y él esclavizará a los de voluntad débil. Estará sosteniendo un libro en todo momento; nunca lo mires o preguntes por él. He dicho demasiado.

Camina hasta que estés bajo su podio y pregúntale: ¿Crees que Dios los hizo?

Dejará de predicar e inclinará su cabeza. Si escogiste cerrar las puertas de los cielos, luego comenzará a tararear una melodía que sonará en tu cabeza para siempre, hasta el día de tu muerte. Si lograste llegar a la capilla sin gritar lo anterior, entonces desenfundará un cuchillo de su túnica, dejará una mano sobre el podio y con algo de dificultad, se la cortará. La mano que caiga al suelo dictará tu destino:

En caso que sea la mano derecha, serás capaz de comprender y simpatizar con tu puesto como Holder, y por siempre serás favorecido en todos los tribunales infernales. Si es la izquierda, su forma morfoseará a una luz inenarrable, y él te dirá lo que más necesitas saber durante los próximos días de tu vida. Ambas son cosas valiosas, pero lo es más la mano que se haya removido.

Ve al podio, toma la mano y deja tu texto religioso allí. Abre el texto, y reza por que las palabras no estén al revés. Este es el peor destino que puede caer sobre cualquier hombre, pues para regresar a casa deberás recitar el texto ante la congregación. Luego de leer por un largo período de tiempo, algo afilado atravesará la parte posterior de tu cráneo, y caerás inconsciente.

Cuando despiertes, tendrás el texto religioso y la mano del Holder en la habitación en donde comenzaste. Es mejor que no hayas traído nada más que eso. Nunca lleves la mano a lugares sagrados; no les gusta.

Su mano es el Objeto 393 de 538. Sostendrá a todos los demás cuando llegue el fin.

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: