#390: The Holder of the Eight Directions

Español: El Holder de las Ocho Direcciones

En cualquier aeropuerto a donde puedas llegar, compra un boleto hacia donde quiera que The Holder of the Eight Directions haya ido. El trabajador te pedirá un momento. Mientras mira hacia otro lado, verifica que a tu izquierda haya algo de color verde; no importa lo que sea, mientras sea verde. Si no hay nada, el Holder ya sabía que lo buscarías y actuará en represalia. Cuando el trabajador te mire con una expresión de comprensión, dile: “Estoy más allá de las dudas sobre esto. Por favor, llévame el vuelo”.

El trabajador te dará un boleto y un pase de embarque negro con letras rojas, mirándote como si no fueras humano. Toma el boleto y dirígete a la puerta especificada. Es una puerta diferente y un vuelo distinto para todos, pero si se trata de un avión de una línea aérea menor, pequeña, y no una de las más importantes, lanza tu pase de embarque tan lejos de ti como puedas y huye.

No importa en qué lugar te sientes, una señora de edad media se sentará a tu lado. Ella es el Holder. “Esto es tan bullicioso”, dirá ella. “¿Qué se necesita para llegar a donde sea cerca de aquí?” Mantén una sonrisa en tu rostro mientras ella está divagando. Con el tiempo se va a callar, pero no hasta después de que el avión haya despegado.

Incluso aunque el destino no lo especifique, será un vuelo transcontinental. La mujer a tu lado comenzará a contarte de ella, así que si no le prestas atención, quizás no notes cuando te pregunte a dónde vas, y tu vuelo te llevará a tu otra vida, si tienes suerte.

Debes decirle: “Busco las Ocho Direcciones”. Ella te sonreirá y preguntará: “¿Y qué harás con ellas?” Responde en forma condescendiente: Pues tomar una, por supuesto, porque eso es lo que realmente son.

Si hiciste todo bien, ella te dirá: “Con permiso, necesito ir al baño” y se levantará. Ahora esto es muy importante. Debes hacer este paso perfectamente, de lo contrario la mujer regresará pronto, algo que no quieres que suceda.

En el instante en que la veas darte la espalda, cierra tus ojos y cuenta hasta 390. Puedes hacerlo en silencio o en voz alta. No te saltes ningún número, no abras los ojos, y no vuelvas atrás, pues eso sólo te hará encontrar problemas peores a los que ya tienes. Recomiendo contar despacio; mientras más tiempo tengas los ojos cerrados, menos cosas verás.

Cuando llegues a 390, escucharás al piloto diciendo a los pasajeros que se preparen para el aterrizaje. Abre los ojos. Escucharás la puerta del baño abrirse, y la mujer se ubicará a tu lado otra vez. Abandonando toda pretensión, la mujer te preguntará: “¿Eres positivo?”

Con todo el sarcasmo que puedas reunir, muestra aspecto de considerar su pregunta por unos segundos, pero finalmente responde que si, casi como si estuvieras frustrado con su impaciencia.

Si hiciste todo bien, ella alcanzará su bolso y te dará una brújula que parecerá apuntar erráticamente a todas direcciones, a menos que sepas cómo funciona.

La brújula es el Objeto 390 de 538, y siempre apuntará hacia Su reunión.

Una respuesta to “#390: The Holder of the Eight Directions”

  1. Osea que con esto puedo saber donde hay objetos?

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: