#383: The Holder of Misery

Español: El Holder de la Miseria

Una cosa, si has tenido suerte, no habrás enfrentado en tus viajes a tu propia muerte. Prepárate para que eso cambie.

En cualquier cuidad, en cualquier país, ve a cualquier funeraria o morgue a la que puedas llegar por ti mismo. Encuentra al jefe del establecimiento y pregúntale si puedes ver a The Holder of Misery. Una mirada de dolor puro podría surcar el rostro del hombre, y te guiará dentro del edificio. Si, en cualquier momento, el hombre comienza a hablarte sobre las mercancías que vende, ve inmediatamente al ataúd más cercano sin decir una palabra. Si eres afortunado, cuando abras el ataúd, no habrás sido transportado al Vacío.

Si efectivamente entraste en el ataúd correcto, aparecerás en un gran dormitorio. Éste dormitorio tendrá el mismo aspecto que el que está en el lugar al que llamas hogar, así que siéntete libre de familiarizarte con este espacio. Porque, por ahora, sólo tendrás felicidad de esto.

Luego de lo que podrían parecer unos pocos días, escucharás un fuerte ruido, gimiendo perpetuamente desde atrás tuyo. Cuando te des vuelta para ver qué causa tal sonido, encontrarás una gran variedad de herramientas.

Sólo hay una lista de herramientas que ha sido compilada, sin embargo, se ha perdido. Aunque hay rumores de que las cosas que allí están sólo pueden ser usadas de una forma.

Toma la primera herramienta, cualquiera que elijas, para este Holder hay mucha indulgencia en cómo él debe ser entretenido. Con esta herramienta, deberás atacar rápidamente a la única cosa viviente en la habitación: Tú mismo. Este Holder exige su entretenimiento y tú eres su fuente primaria. Si eres sabio, harás que valga la pena su tiempo. Tu muerte es lo único que cumple sus requerimientos.

Despertarás. Te encontrarás en el mismo dormitorio otra vez, la única diferencia es que una herramienta en la lista ha desaparecido. Para este entonces, sabrás lo que tienes que hacer. Debes destruirte secuencialmente con cada una de las herramientas para mantener contento al Holder. Reza para que puedas sobrevivir a tus propias muertes. Tú y tu cordura.

Despertarás por última vez. Aparecerás en el dormitorio que, a este punto, estará mojado en tu propia sangre. En el centro de la habitación estará sentado un hombre pequeño, un poco calvo, con una peineta. Si tiene una mirada de decepción en su cara, estarás forzado a revivir todas las muertes dolorosas por toda la eternidad, como castigo por la falta de buen entretenimiento.

Pero si se entretuvo lo suficiente, tendrá una mirada de aprobación, o mejor aún, de placer, en su cara. Te felicitará por tu buen trabajo y te permitirá hacerle una pregunta: ¿Por qué debemos actuar para ellos?

Sonreirá, y comenzará a decirte por qué. Será una historia enloquecedora, dirá cómo cada persona ha contribuido a la exhibición, cada suicidio, cada asesinato y cada locura realizada. En este punto, si todavía estás en tu sano juicio, te darás cuenta de que estará burlándose de sí mismo. De repente, las herramientas reaparecerán una vez más. Él te dirá: “Continúa el ciclo, como me gustaría verlo”

Toma la primera herramienta que usaste, vuélvete al hombre y responde: “Continuaré el ciclo, pero no formaré parte de él” y rápidamente mátalo. Se reirá histéricamente en este punto, y caerá muerto.

La próxima vez que despiertes, estarás fuera de la funeraria o morgue a la que entraste, y la herramienta que usaste primero en tus manos.

Esa herramienta es el Objeto 383 de 538. Todo el mundo es un escenario. ¿Harás tu parte, o la de alguien más?

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: