#381: The Holder of the Unknown

Español: El Holder de lo Desconocido

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución mental o centro de reinserción a donde puedas llegar. Cuando alcances el escritorio principal, dile al recepcionista que deseas hablar con The Holder of the Unknown. El trabajador tomará un respiro profundo, se pondrá de pie y te llevará hasta el sótano. Una vez entres, la puerta se cerrará de golpe; sin embargo, podrás aún mirar el exterior. Verás en un monitor, por medio de una cámara, la institución y a todos sus ocupantes, con extraños flagelos semitransparentes adheridos a sus cráneos que se interconectan como telas de araña con otras personas y objetos. Ellos no parecen verlos o darse cuenta de que los llevan, pero ahí estarán, entrelazándose pero nunca enredándose.

Camina por el sector. Es un diseño de caracol, cuya arquitectura es inusual, pero empinada. Afírmate del pasamanos mientras desciendes: las superficies están resbalosas y una caída supone arrastrarse hasta el abismo debajo, donde verás cosas desconcertantes y nunca antes pensadas que destrozarán tu mente a la primera mirada.

Mientras bajas, verás más monitores que dan a muchos lugares, quizá puedas reconocer algunas ciudades y/o personas. Todas y cada una de ellas parece llevar los mismos flagelos, desplegando una gran red de cables, como si estos proveyeran de cierto grado de relaciones interpersonales. Nadie se da cuenta de ellos, pero tú los verás sin dificultad. Sigue descendiendo, pero ten cuidado al final: habrá un pasillo, pero unos metros más abajo el caracol termina, sin barandas ni apoyos, por lo que deberás ser ágil para no caer.

Llegarás a un salón enorme, lleno de pantallas que muestran aún más lugares y gente aglomerada entre la telaraña. Una entidad, sosteniendo con una gran cantidad de brazos lo que parecen ser miles y miles de ganchos con hilos sujetos, como si fuera un titiritero colosal, adosará un poco de ese cableado en ti, con el que podrás verle la cara a él y a sus bestias.

Míralo a los ojos. En ellos sólo encontrarás una imagen perturbadora, pero es lo único que te protege ahora. Sin dilación alguna, debes preguntarle: ¿Por qué nadie supo de esto?

El Holder comenzará a contarte sobre las cosas desconocidas de este mundo, aquellas que desde la antigüedad el hombre ha intentado inútilmente explicar, y tú verás las verdaderas respuestas a estas interrogantes. Así también, sabrás por qué la especie humana desconoce la realidad de los Objetos o el peligro que suponen, hecho esto con el fin de que nadie se atreviera a detenerlos. Se advierte que muchas de estas revelaciones son demasiado para la mente humana, y tú estarás en peligro de volverte más insano de lo que nunca se pensó posible. Pocos sobreviven a esto sin azotar sus cabezas instintivamente hasta la muerte, pero si tu mente es fuerte, el Holder procederá a revelarte un último secreto:

Pronto, te verás con muchos flagelos saliendo de tu cuerpo en todas direcciones. Esos hilos representan las conexiones entre seres humanos y la existencia: los enlaces que unen a cada individuo con otros y con el mundo material. Llámalo destino, casualidad, uniones predeterminadas, representan la comunión de cada persona y su entorno y por lo tanto, son inalterables.

Algunos de tus hilos brillan de un resplandor azul, son los Objetos que están unidos contigo. Estos lazos son mucho más fuertes que los demás, pero a su vez consumen a los otros, explicando por qué los Buscadores se desconectan del exterior y se embelesan en sus búsquedas. Todo está planeado por esta entidad, y no hay forma que lo puedas cambiar. Esto quitará toda esperanza de abandonar tu proeza y te sumirá en depresión. Luego, parecerá que algo te succiona desde la nada. No te resistas, pero mantén los ojos cerrados.

Saldrás a un lugar extraño con aspecto de caverna, y oirás sonidos sobrenaturales emerger detrás de ti. Delante, una entidad con aspecto de bruja está siendo sometida a una reacción caótica que es mejor no ver. Tantea su rostro y extrae su ojo, luego lánzate hacia atrás. Parecerá que eres encerrado en una caja.

Abre los ojos. El Holder tomará el ojo, lo examinará y lo implantará en tu frente. El dolor será insoportable, pero luego de un rato, podrás controlarlo como cualquiera de tus otros ojos. Sólo podrán verlo aquellos que ya hayan renunciado a su destino, por lo que no necesitarás ocultarlo de la gente normal. Este ojo te permitirá ver la telaraña de flagelos y podrás controlar sus uniones con excepción de las tuyas con tus Objetos. Sin embargo, cada vez que reordenes la red, perderás algo conectado a ti; un ser amado, una reliquia apreciada, un fruto de esfuerzo. Tus Objetos nunca se perderán de esta forma.

El Ojo de la Telaraña es el Objeto 381 de 538. Todo parece estar oculto a la vista.

Una respuesta to “#381: The Holder of the Unknown”

  1. Anónimo Says:

    WORALE¡¡¡

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: