#379: The Holder of the Five Phases

Español: El Holder de las Cinco Fases

En cualquier cuidad, en cualquier país, ve a cualquier institución mental o centro de reinserción social al que puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal, pregunta al trabajador si hay alguien llamado The Holder of the Five Phases presente. Si se da vuelta y te mira con atención por varios minutos, sabrás que estás en el lugar correcto. Si no, vete de allí. Nunca te quedes en un lugar por más de 24 horas durante un tiempo, pues la tortura que te aguarda será más dolorosa, horrible y perturbadora de lo que nunca hayas imaginado.

Mira a sus ojos, cuyos colores deberían cambiar. En sus ojos verás horrores interminables, tus amigos siendo asesinados, la gente que amas siendo cruelmente desgarrado ante tus ojos. No bajes la mirada, hacerlo es perderse en el mundo de los demonios que ves ante ti, y entregar a tus amigos y seres queridos a dolor y sufrimiento más terribles que tus visiones.

Luego de un rato, el trabajador deberá asentir levemente, luego voltearse otra vez y llegar a un cajón. Sacará un libro, una jarra y una llave, y te dará todo sin decir nada. No digas nada y adéntrate en el edificio. No necesitas preguntar direcciones; sabrás automáticamente cuando hayas llegado, y no te detengas hasta que llegues.

Cuando alcances la puerta, notarás su intrincado y bello diseño, inscrita con caracteres de oro que parecen chinos, pero no del todo. Inserta la llave y gírala en sentido antihorario. Escucharás un click, y podrás girar el pomo. Si no se puede abrir, rápidamente quita la llave y espera que hayas sido lo suficientemente rápido. El pomo podría corromper la llave y a quien la toque.

Si la puerta se abre, camina, llevando la llave contigo. El salón estará diseñado igual que la puerta. Siéntate en la cama, dejando la jarra frente a ti. Con la llave, quita el seguro del libro. Ahora sería un buen momento para confortarse. Las instrucciones del libro son extremadamente importantes; son diferentes para cada Buscador, pero la idea en general es esta:

Quita de tu bolsillo el Objeto 181: Los Cinco Anillos. En el interior de cada uno hay una letra escrita en un lenguaje como ninguno que hayas visto. Cuando abras la jarra, oirás un susurro en tus oídos, hablando de eventos horrorosos y nauseabundos. No les prestes atención, pues hacerlo te volverá parte de ellos, alimentándote con la depravación de aquellos que intentaron llegar al final. Deja cada anillo dentro, uno a uno, en el orden que el libro te indica. Memoriza el orden, pues una vez abras la jarra no podrás quitar la mirada de ella sin importar lo que veas. No toques el líquido que hay dentro, pues su humedad consumirá tu cuerpo y dejará tu alma suspendida por el resto de los tiempos. Tampoco dejes los anillos en el orden incorrecto, esto hará explotar la jarra. En ese caso, esperemos que la explosión te mate primero.

Cada vez que un anillo toque el líquido, lentamente se irán transformando. Cada uno es de un color distinto, y parece que estuvieran hechos de otro material:

Un anillo que parece de metal, más pulcro y brillante que cualquier anillo pulido de oro o plata;

Un anillo que parece de barro, coloreado de un amarillo dorado y profundo;

Un anillo negro, que parece moverse y fluir como si fuera líquido;

Un anillo de un color verde frondoso, que parece tallado de madera, y;

Un anillo que parece quemar, de un tono brillante de rojo carmesí.

Una vez los cinco anillos hayan cambiado, la voz debería ir muriendo hasta desaparecer. Entonces y sólo entonces podrás quitarlos de la jarra. Déjalos en tu mano izquierda, uno a uno, en el mismo orden en que los dejaste caer al líquido, comenzando con el pulgar. Aprieta el puño, cierra tus ojos y susurra: ¿Cómo podrán ser controlados? Y entonces, en el orden de tus anillos, tendrás cinco visiones en tu mente: Un gran dragón cuyas escamas brillan con el color del zafiro, un tigre blanco de proporciones masivas, una inmensa tortuga, cuyo caparazón es negro como la noche, Un Qilin que brilla como el oro, y un pájaro vibrante, cuyas magníficas pluma parecen ondear con el calor.

Estos animales comenzarán a hablar al mismo tiempo, de tiempos oscuros y más oscuros, de eventos que aún no ocurren o ya han ocurrido, todos ellos más allá de lo terrible. Hablarán luego de personas que usan los Objetos para hacer el mal. Algunas personas se han vuelto locas antes esto, pero si tu voluntad es fuerte y tu corazón es firme, estarás seguro. Una vez terminen de hablar, la visión se desvanecerá y estarás fuera de la institución, con los anillos en tu mano izquierda.

Estos anillos ahora te permitirán controlar el Wu Xing, es decir, los antiguos elementos de la Tierra, la Madera, el Fuego, el Metal y el Aire: sin embargo, con cada uso, los poderes serán más difíciles de controlar, al punto que éstos podrán consumirte completamente. Estás advertido.

El poder de los anillos es el Objeto 379 de 538. Aprende a controlarlos, y podrás controlarte a ti mismo.

3 comentarios to “#379: The Holder of the Five Phases”

  1. hailber Says:

    con esto anillos puedo ser un avatar :v

  2. hernan Says:

    Eso es tener poder y lo demas son pabadas

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: