#344: The Holder of Fire

Español: El Holder del Fuego

En cualquier ciudad con más de cien años de antigüedad, ve a la catedral más cercana al centro de la ciudad. Cuando entres, serás recibido por un viejo sacerdote sordo y jorobado. Deberás decirle que deseas visitar a The Holder of Fire. Si esperas mucho tiempo, los oídos del sacerdote se cerrarán otra vez y él regresará a su mundo silencioso, hasta que el siguiente Buscador se dirija a él.

Si hablas a tiempo, él agitará las manos tres veces. Repite tu pedido. Esta vez se pondrá de pie tan derecho como sus años se lo permitan y mirará en tus ojos. No rompas el contacto visual, pues la catedral se está disolviendo, y mirar el proceso te volverá loco.

Luego de un largo período de tiempo, estarás frente a la nada. Entonces, en medio de la oscuridad, un fuego fragoroso aparecerá. Parecerá no tener una fuente de origen, y pensarás que está ingrávido en medio del aire.

En el centro de la llama estará una criatura, más encantadora que cualquiera que hayas visto. Será brillante, como si estuviera hecha de metal caliente, y tomará la forma de todos tus deseos. Sólo mira su rostro, de otro modo, tu destino será de interminable agonía.

Habla de inmediato, y pregunta sólo una cosa: ¿Por cuánto tiempo han ardido? Si no responde de inmediato, arrodíllate y mira hacia el suelo. Será mejor no presenciar el cómo morirás.

Si te considera digno de la respuesta, abrirá su boca y una lengua de fuego será disparada. Lo escucharás hablándote alrededor tuyo, con millones de voces que provocarán escalofríos. La criatura te contará sobre todo lo que han visto y cada cosa en la que hayan formado parte. Deberás permanecer en silencio hasta que termine o de lo contrario te regresará a la catedral. El no conocer el final de la historia carcomerá tu mente.

Cuando la criatura termine, te darás cuenta que la temperatura de la habitación ha bajado, sin importar la presencia de las llamas. Deberás ponerte de pie y no tiritar. Si estás quieto, la criatura te preguntará: “¿Tienes frío?” Responde que lo estás. Te dará un pedernal, el cual te hará sentir cálido. La oscuridad aumentará, la criatura de desvanecerá, y pronto aparecerás en la catedral. Vete inmediatamente, y no le cuentes nada sobre lo que viste al sacerdote.

El pedernal es el Objeto 344 de 538. Mientras lo poseas, te irás sintiendo cada vez más cálido, hasta que tu propia piel se desprenderá. Será mejor que te des prisa.

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: