#343: The Holder of Servitude

Español: El Holder de la Servidumbre

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier casa de reposo o asilo de ancianos a donde puedas llegar, asegurándote de estar allí pasadas las 11:00 pm. El letrero dirá que el horario de visitas ha acabado, pero la puerta estará abierta. Ve al escritorio de recepción y dile al trabajador que buscas a la Criada Más Vieja. Probablemente notarás una expresión de sorpresa por parte del trabajador, como si no estuviera seguro de si te oyó correctamente, y te pedirá si puedes repetirlo. No lo hagas, es una trampa. No deberás decir nada más que: “Ella me está esperando”. Si dices otra cosa,  lo que sea, serás llevado a la fuerza hacia la habitación con los albergados más peligrosos, siendo torturado sin descanso durante miles de años.

Si respondes correctamente, luego de unos momentos de decepcionante silencio, serás guiado por una serie de corredores y pasillos, con puertas levemente abiertas alineadas en ambos lados. Dentro habrán hombres y mujeres longevos, mirando televisión, escuchando música o realizando actividades fuera de su vida monótona. Si los miras, ellos intentarán encontrar tus ojos. Si tomas contacto visual con alguno de ellos aunque sea por un momento, ellos correrán con velocidad sobrenatural, arrastrándote para unirte a los horrores que hace un segundo estaban oscurecidos.

Alrededor de las 11:20, llegarás al fin del laberinto, y estarás frente a una puerta diferente de las otras. Estará cerrada con un gran candado. El recepcionista dejará una pequeña llave torcida en el cerrojo y se irá rápidamente. La llave parecerá pegarse a la cerradura, atrapada con algo, obstinadamente rehusándose a girar. Inténtalo hasta que abra; no se quebrará, sin importar la presión que ejerzas sobre ella.

Dentro, la habitación es compleja, pero simple. La paredes aparentemente planas, están escarbadas con largas e interminables líneas de texto. Si te das el tiempo de leer algunos, verás que cuentan las reglas de cada juego que haya existido y existirá. Serán poemas de heroísmo y valentía, elegías de cobardía y traición, así como un código de lealtad más específica en un espacio pequeño de un rincón lejano.

En una mesa en medio de la sala habrán dos sillas, un mazo de cartas, y lo que aparenta ser una mujer joven. Lo único que no parece adaptarse a su ilusoria juventud es su pelo; blanco y brillante como la luz de la luna, que cubre una mitad de su rostro. Cuando hable, su voz será tranquila y antigua, revelando finalmente que ella es la Criada Más Vieja, el Holder al cual debes enfrentar. Te invitará a que te sientes, mientras baraja el mazo de cartas.

Te sentarás en la mesa, en la silla frente a ella. Dejará las cartas boca abajo, una a una, hasta alinearlas todas, un total de 108, como si se tratara de una baraja inglesa. Serán las 11:30. Ella tomará un reloj de arena roja, pero antes de volcarlo, te dirá las reglas de su juego: Tienes que encontrar su imagen entre las cartas antes que acabe el tiempo. Podrás dar vuelta todas las que quieras, pero no debes dejar que el reloj se vacíe. Si necesitas más tiempo, puedes pedirlo al reloj, pero implicará hacer un doloroso sacrificio. Cuando acabe, dará vuelta el reloj, y del otro lado, se verá un extraño dispositivo que parece estar hecho para extraer sangre.

Escoge la carta que quieras, voltéala y mírala atentamente. Será una figura increíblemente hórrida y grotesca, que enfermará tu cordura e infestará tu mente con imágenes de crueldad, terror y muerte. Quizás no seas capaz de contener tales aberraciones en esas demoníacas figuras. Una vez absorbas en tu mente la imagen, la carta desaparecerá, y tendrás que escoger otra. No gastes tiempo en reponerte, pues el reloj se vacía. Si necesitas más tiempo, toma el reloj y húndelo en tu pecho por el lado del dispositivo. Obtendrás algunos minutos, pero se llevará tu sangre y parte de tu energía vital, haciéndote más vulnerable. No hagas esto muchas veces, o tu cuerpo formará parte de la arena que ahora cuenta los minutos que te restan.

Cada carta que voltees será abrumadora en cada aspecto posible, pero si puedes soportarlo hasta encontrar la carta de la Criada, habrás ganado el juego. La carta muestra a la mujer frente a ti, pero representa a una vieja demacrada sin pelo, con excepción de un trozo de piel joven y hermoso situado donde cubría su cabellera. Levanta la mirada, y la visión joven frente a ti se marchitará, secará y quedará convertida en polvo.

Toma firmemente la carta y corre. Tendrás poco tiempo para salir del edificio, el cual resuena con gritos enloquecidos llamando tu nombre, acusándote de abandonarlos, cada vez retumbando más cerca. Si logras salir, deberás correr lejos del edificio hasta perderlo de vista. Cuando estás seguro finalmente, podrás ahora mirar la carta. Mostrará a la Criada Más Vieja, joven otra vez, con el pelo tomado, revelando la piel seca y la cuenca de su ojo vacía que no podías ver anteriormente. En la parte de atrás ahora hay un extracto del texto de los muros, explicando un contrato de servicio de una “empleada doméstica”. Deberás firmarlo rápidamente.

Desde este momento, luego de firmar este contrato, escucharás una tranquila y antigua voz, la cual te contará verdades sobre cualquier persona a la que te refieras.

La voz es el Objeto 343 de 538. Tarde o temprano, tú estarás al servicio de Ellos.

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: