#331: The Holder of Regret

Español: El Holder del Remordimiento

No te embarques en esta tarea solo. Busca a un amigo y cuéntale de tus intenciones. Asegúrate que lea esto, y que entienda los riesgos. Hazle saber que al menos uno de ustedes (o quizá ambos) morirá. Muchos se escandalizarán o creerán que estás loco o bromeando, pero habrá una persona que estará de acuerdo en ir contigo. Esa persona ni siquiera va a hacer muchas preguntas, porque ella está de alguna manera conectada a ti y entiende tu misión como Buscador y su tarea para tomar tu lugar si tú eres el que muere.

Una vez los dos estén listos, viajen por todo el país hasta que encuentren una iglesia abandonada y en ruinas. Mientras caminan dentro, traten de estar lo más cerca posible. Si se separan en cualquier momento luego de entrar, nunca más se verán y estarán condenados a vagar por las ruinas para siempre solos. Diríjanse al atrio, arrodíllense, cierren sus ojos y susurren que desean ver a The Holder of Regret. Cuando abran los ojos, allí estará un viejo sacerdote, mirándolos con una mueca de tristeza. “¿Están seguros de que desean continuar?”, preguntará, dejando sus manos gentilmente sobre sus hombros. Si tienen cualquier duda, o no están seguros de continuar, díganlo, y él los dejará ir. Si mienten, el peso sobre sus hombros los aplastará y se encontrarán con la mortalidad de todo lo que considera pecador, siendo enterrados vivos dentro de los muros de la iglesia. De otro modo, sólo digan: “Lo estamos”.

El sacerdote se volteará sin decir nada más y los guiará hacia el campanario. Mientras tú y tu amigo lentamente siguen al sacerdote por el ascenso de las escaleras en espiral, la oscuridad se reunirá. Pronto no serán capaces de mirar más allá de las manos sobre su rostro, y mucho menos el siguiente peldaño, por lo que sean cuidadosos, pues hay muchos peldaños faltantes aquí y una caída que implica una muerte segura.

Subirán por horas en completa oscuridad, pensando que ya debieron haber alcanzado la parte superior hace ya mucho tiempo, pero la escalera se estira por siempre dentro de la infinita oscuridad. Deberán continuar adelante, pues si dan incluso un sólo paso atrás significará estar a la espera de las fauces de las incontables criaturas horribles que han estado siguiéndolos. Sigan subiendo hasta que ya no tengan fuerzas. Arrástrense si es necesario, pero no se detengan. Alcanzarán la parte superior sólo cuando hayan alcanzado el límite absoluto de su aguante.

Verán que han llegado a un salón circular, iluminado sólo por una vela sobre una mesa. Detrás de ésta un alto y delgado hombre les espera. Arrodíllense ante él y pregunten: ¿Van a perdonar? Para su respuesta, él se levantará y se acercará a ustedes lentamente. Se desconoce cómo o por qué criterio él elige, pero posará sus manos sobre el rostro de uno de ustedes.

Inmediatamente, la mente de esa persona se llenará con representaciones brutales de los pecados olvidados pero nunca perdonados contra la vida y todo lo que las personas consideran sagrado. A medida que las visiones quitan toda la esperanza y humanidad de esa mente, una rabia ardiente se elevará a través de su cuerpo, transformándolo en una bestia voraz que gruñirá y destrozará al hombre delgado, con garras y colmillos vengativos.

Esta es la única oportunidad que tendrá aquel que no haya sido afectado por el Holder de correr hacia la mesa, tomar la daga que allí se encuentra y clavarla en el corazón de tu amigo. Mientras la bestia lucha en su dolor agónico, quémalo con el fuego de la vela y siéntate durante horas mirando muy de cerca cómo es reducido lentamente en cenizas.

No quites la mirada del cadáver en llamas por ningún momento, o puede que pierdas la oportunidad de ver un pequeño gato negro que se levanta de las cenizas y parpadea en existencia, y entonces todo habría sido en vano. Quita al gato de las llamas y corre por las escaleras; escapa de la iglesia tan rápido como puedas. Las ruinas enteras están en llamas, y no querrás ser atrapado dentro cuando ésta colapse.

El gato negro es el Objeto 331 de 538. Cada noche antes de dormir, sentirás sus brillantes ojos amarillos mirarte de forma acusadora. Dulces sueños.

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: