#329: The Holder of Perdition

Español: El Holder de la Perdición

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier iglesia cristiana a donde puedas llegar. Pregunta a la primera persona que trabaje en la iglesia que veas: “Deseo ver a The Holder of Perdition. Si la persona a la que hablaste parece confundida, pregunta de nuevo. En caso de que a la tercera vez te pida que te retires, hazlo. Estás en el lugar equivocado.

Por otro lado, si está de acuerdo y te guía escaleras arriba, rehúsate a subir y pide que te lleven hacia abajo. Una vez seas llevado abajo al final de las escaleras, di: “Ya no te necesito; gracias”. De otro modo, él o ella seguramente te matará en las oscuras catacumbas a las que has llegado.

Espera hasta que ya no puedas oír los pasos de tu guía, entonces cierra los ojos y camina hasta que llegues a un muro. Alterna entre las direcciones (al frente, derecha, atrás, izquierda) cada dieciséis pasos en ese patrón por 1024 pasos. Al frente, derecha, atrás, izquierda. En ningún momento deberás abrir tus ojos o perder la cuenta, o te perderás para siempre en este laberinto bajo la iglesia. Cuando hayas dado tu paso 1024, abre los ojos.

Ante ti estará la misma persona que te trajo, con excepción de que ahora lleva una túnica blanca cubierta de sangre fresca. Él o ella te dirá que es el/la Señor/a de la Perdición, no el Holder, y varias antorchas se encenderán tras de sí, revelando desde donde provino la sangre. Una mujer joven entre 13 y 16 años yace desnuda sobre un altar, cuya sangre se escurre desde cada orificio de su cuerpo.

No sientas piedad o pena, o sufrirás su destino. Sólo pregunta: ¿Qué te hace ser el/la Señor/a?, luego con convicción rozando la ira, ¡Tú solo eres un Holder!

Él o ella se reirá, y verás imágenes mentales sobre cada atrocidad cometida en el nombre de Dios y por su salvación. Resiste estas visiones, y él o ella dirá: “Yo hago la perdición; Yo defino a su Señor”. No digas nada, o se enfadará, gritándote en múltiples lenguas. En este punto enfócate en el dolor y lo equivocado que está. No pienses en venganza; piensa en alivio, paz y felicidad. La persona dejará de gritar, la habitación se volverá oscura, y él o ella dirá: “Esto no te ayudará, Buscador, sólo te recordará el sufrimiento que ha ocurrido y el que aún tienes que experimentar. Disfrútalo, tonto”.

La túnica ensangrentada es el Objeto 329 de 538. El dolor y el sufrimiento no han acabado todavía.

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: