#322: The Holder of Futility

Español: El Holder de la Inutilidad

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución mental o centro de reinserción al que puedas ir por ti mismo. Cuando llegues al escritorio principal, pregunta por visitar a quién se hace llamar The Holder of Futility. Si el recepcionista te mira o dice algo, entonces has llegado antes de lo que debías. No intentes encontrar este Objeto por al menos diez días, a menos que quieras estar perdido en el mundo para siempre. Pero si te ignora completamente, continúa preguntando por ver al Holder.

Eventualmente sentirás una mano en tu hombro y una voz te dirá: “Él/ella no puede ayudarte, porque no lo sabe. Es inútil tratar de preguntarle de nuevo”. La voz pertenece a un hombre cuya vejez es evidente, y las grandes bolsas bajo sus ojos insinuan que él ha visto demasiado en su vida. Él te llevará por una serie de pasillos alineados con pacientes que gritan para ser liberados, y te hará preguntas a lo largo del camino. Respóndelas tan honestamente como puedas, o quedarás relegando entre las masas que claman ser soltadas.

Cuando el hombre se detenga, así como los gritos, habrás llegado al lugar indicado. Te señalará una puerta, a la cual debes entrar. Asegúrate que la puerta está a su izquierda, independientemente si él te está mirando o no, pues la puerta a su derecha dirige a un reino de la nada, donde existirás para siempre, sin que nadie sea capaz de oír tus súplicas por ayuda. Si señala a su derecha, entonces vete, el Holder aún no te ha considerado valedero.

En el segundo en que cierres la puerta, quedará sumida en completa oscuridad. Un rayo de luz brillará sobre un niño de apenas cinco años de edad, sosteniendo algo. Si no es un oso de peluche, ora por que tu muerte sea rápida, pues tendrás poco tiempo para hacerlo. Acércate al niño y pregúntale: ¿Por qué deberíamos siquiera molestarnos?

El niño hablará con la voz del anciano, pues el niño y él son la misma persona, y contará sobre cada acción en la historia que haya sido inútil, y también te hablará sobre la depresión y la pena que esto causó. Sentirás la angustia de cada persona, como si fuera tuya, y esto te hará sentir a la vez indefenso y desvalido. Si logras pasar esta rigurosa prueba con tu salud mental intacta, el niño te dará su oso y serás libre de irte.

El oso de peluche es el Objeto 322 de 538. Hay algunas cosas en este mundo que no puedes prevenir, pero reunirlos juntos no es una de ellas.

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: