#312: The Holder of Alms

Español: El Holder de las Limosnas

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier hospicio a donde puedas llegar. Asegúrate de traer contigo el Objeto 241: La Moneda de la Tentación. Una vez allí, busca a un hombre pelirrojo sin piernas. Acércate a él y pregúntale si puedes ver a The Holder of Alms. Una mirada de terror cruzará por su rostro y rápidamente tratará de abrir la puerta trasera. Síguelo hasta el callejón.

Parecerá lanzarse al callejón estrecho, y tendrás que perseguirlo. Se moverá demasiado rápido para no tener piernas, y si no puedes seguirle el paso, las cosas que están al acecho te devorarán completamente. Los muros comenzarán a cambiar, y sangrarán. Tendrán más y más suciedad incrustada, y el ladrillo y el mortero comenzarán a astillarse. Pronto doblarás una esquina, y estarás en un callejón sin salida, y la persona a la que perseguías habrá desaparecido.

Sin embargo, acostado entre los detritos del mundo, habrá otro hombre pobre, un mendigo. Éste estará vestido de los restos andrajosos de una túnica de monje. De debajo de su capucha sucia, un penetrante ojo rojo se iluminará. Acércate a él muy cuidadosamente; si él tiene una mano con un tazón astillado, entonces estás seguro, pero si en vez de eso tiene su mano con la palma abierta, regresa rápidamente al interior del hospicio, y corre muy lejos, pues demonios estarán buscándote para consumirte.

Su voz seca preguntará: “¿Una limosna para un pobre?”, en este momento debes preguntar en respuesta: ¿Por qué son regalados los Objetos? Gruñirá y te contará sobre cada Buscador que haya intentado deshacerse de los Objetos dándolos a otros. Él te contará de la muerte de todos y cada uno de ellos, de todos los actuales y los fallecimientos de los futuros también. Él se niega a decir nada sobre sí mismo, sin embargo.

Cuando termine su historia, deberás dejar La Moneda de la Tentación en su tazón. Te dará una sonrisa sin dientes, y te dará el tazón entero, con el Objeto adentro. Luego, él se arrastrará hacia su caja y cerrará las solapas. Si abres la caja, no verás a nadie adentro.

El tazón astillado es el Objeto 312 de 538. No hay caridad con los Objetos, hay que ganárselos.

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: