#297: The Holder of the Firefly

Español: El Holder de la Luciérnaga

En cualquier país, ve a cualquier caverna profunda a donde puedas llegar. No es necesario que sea alta como para entrar de pie en ella, pero si como para caminar dentro y quedar envuelto en su oscuridad, y al mirar atrás, no se vea rastro de la luz exterior. Una vez estés en esa situación, dale la espalda a uno de los muros y golpea el techo seis veces. Espera cinco segundo, y golpea seis veces más. (Si el techo está muy alto para alcanzarlo, puedes golpear la parte más alta del muro que alcances, aunque no está garantizado que funcione del todo).

Serás llevado a la parte profunda de la caverna que todas tienen; aquella que siempre esconde un secreto. Una vez allí, deberás mirar y caminar rápidamente y avanzar decididamente en la oscuridad. Si tropiezas o miras en otra dirección, serás atrapado en la negrura que te envuelve y te perderás para siempre.

Eventualmente, voces comenzarán a cantar a través de la caverna. Será una canción en constante cambio, y cada movimiento invocará una sensación diferente; a veces emocional, otras física. Es esencial que sin importar la sensación, desde furia hirviente o dolor paralizante, hasta depresión abrumadora y pasión febril, debes continuar, firme e inquebrantable.

Cuando hayas pasado la cámara de las canciones, llegarás ante una gran estatua de una serpiente devanado alrededor de un farol de gas grande. Desde allí, el farol emanará un tenue brillo verde. Ve hacia la estatua hasta que estés delante de la cabeza de la serpiente. Entonces pregunta con corazón valiente la siguiente pregunta: ¿Qué ha hecho caer la luz que guiaba?

En respuesta, la serpiente se desenrollará en el farol, y la fuente de la luz será revelada como un pequeño colgante de vidrio, de color verde, aunque sin cadena. No tomes el colgante, ya que es simplemente un señuelo, y decaerá el brazo del pobre Buscador que lo tome. En vez de eso, tira el farol al suelo. Esto aplastará a la serpiente, la cual convulsionará violentamente por un rato, mordiendo todo lo que tenga cerca.

Una vez la serpiente esté muerta, abre su boca y quita uno de sus colmillos. Comenzará a derramar algo de su veneno, el cual pronto se evaporará en miles de pequeñas luces amarillas.

El Veneno es el Objeto 297 de 538. Te guiará por tu búsqueda, pero no puedes encontrar el destino a tu gusto.

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: