#296: The Holder of the Noose

Español: El Holder del Lazo

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución mental o centro de reinserción social a donde puedas ir. Cuando llegues al escritorio principal, pregunta por visitar a quien se hace llamar The Holder of the Noose. Si el trabajador te ignora, vete. Aún no es tiempo. Pero si el trabajador se desmaya, inmediatamente cierra los ojos. La conmoción de los otros miembros de personal serán oídos al instante. Las voces te atacarán, preguntándote qué ha pasado. Mantén tus ojos cerrados y no respondas, no querrás sufrir un destino inimaginable. Cuando todo caiga en silencio, será seguro. Abre tus ojos. Si tuviste éxito, deberías estar frente a unas escaleras.

Sube por allí. Mientras haces esto, voces pidiendo ayuda resonarán debajo. No las ignores, sólo diles con calma: “No hay ayuda para ustedes ahora”. Si los gritos continúan, detente y acepta el horroroso destino que te aguarda. Si los gritos cesan, prosigue. Llegarás hasta una puerta grabada con un único símbolo. Bajo la puerta habrá una daga. Para poder acceder dentro, deberás tallar el mismo símbolo en una de tus manos. Una vez hecho, toca el pomo con esa mano. La puerta debería abrirse. De lo contrario, reza por que alguien con mejor habilidad que tú llegue antes que desaparezcas. No regresarás a casa.

Cuando la puerta se abra, serás recibido con la vista de una chica, un chico y un lazo. Ignora a la chica, y pregúntale al chico: ¿Qué pasó con los otros? Di otra cosa, y estarás por siempre arrepentido de no ahorcarte en el lazo cuando podías.

El chico te contará sobre cómo los otros “visitantes” se perdieron a través del tiempo. La historia hará que tu alma sienta tanta piedad, disgusto, e indignidad que comenzarás a debatir si debes o no matarte en ese momento, con el fin de estar salvo de los posibles errores en el futuro. Cuando haya terminado, la chica te preguntará si quieres saber algo más. No le prestes atención. Cuando esté claro que no dirás nada más, el chico te ordenará que te des la vuelta. Desobedece sus órdenes. En vez de eso, mira mientras él procede a levantar el lazo y a forzar la cabeza de la chica a pasar a través de él. Todo el tiempo, ella gritará pidiendo ayuda con lágrimas corriendo por sus mejillas. Acércate con la daga en la mano y dáselo al chico, liberando toda la esperanza de la chica.

Una vez esté todo hecho, el chico cortará un trozo de pelo de la chica y lo traerá en un broche grabado con el mismo símbolo que sangra en tu mano y en la puerta. Sal por donde viniste, y estarás en el mismo punto del vestíbulo donde llegaste. Aunque ahora, no habrá nadie alrededor, y el trabajador seguirá desmayado.

El pasador con el pelo suelto es el Objeto 296 de 538. No quites los cabellos, pues ellos representan tu vida.

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: