#292: The Holder of Visions

Español: El Holder de las Visiones

En cualquier ciudad, en cualquier país, visita cualquier institución mental o centro de reinserción social a donde puedas llegar. El trabajador sentado detrás del escritorio estará vistiendo un traje andrajoso, su pelo será grasiento y descuidado, y en sus ojos residirá el brillo apenas perceptible de la locura. Pregunta a este hombre si puedes visitar a quien se hace llamar The Holder of Visions.

El hombre se reirá exageradamente. “Oh, no otro de los tuyos”, dirá de buen humor. Su carisma te atraerá, y preguntará si en vez de eso no quieres acompañarlo al bar y beber algo. No aceptes su oferta, o serás guiado hacia un callejón, donde serás destripado antes de ver el cuchillo. Pregunta otra vez por el Holder, y su rostro cambiará. Su sonrisa se desvanecerá y la locura de sus ojos se mostrará otra vez. “¿Por qué no vienes conmigo?”, dirá. “Ahora”.

Haz lo que te diga, y serás llevado alrededor del edificio hacia una puerta de servicio. Será abierta para ti, y deberás caminar dentro sin miedo. Del otro lado de la puerta habrá una habitación débilmente iluminada, y las paredes tendrán respiraderos extraños cerca del suelo. La puerta será bloqueada, y los conductos de ventilación sisearán. Un extraño vapor llenará el lugar. Aguanta la respiración, golpea la puerta, o incluso grita, si quieres, pero no vas a durar mucho tiempo.

Es mejor buscar un punto confortable en el suelo para recostarse y respirar profundamente. En algunos momentos perderás la consciencia, y las visiones comenzarán. Nadie ve las mismas cosas. Visiones de tus grandes triunfos se entremezclarán con las de tus grandes fracasos. Verás el júbilo y la pena, la furia y la paz, el amor y el odio; todo esto y más pasará frente a tus ojos, mientras oscilas entre estados de éxtasis y horror.

No importa cómo, debes estar concentrado y lúcido, y recuerda que esto no es realidad, sólo sueños e ilusiones. En caso que te quedes demasiado absorto en estas visiones, aunque sea por un momento, quedarás atrapado para siempre en ellas mientras se vuelven progresivamente más terribles, y consumen tu cordura.

Si te las arreglas para permanecer concentrado luego de lo que parecerá una eternidad, entre tus visiones verás un camino recto y plano, extendiéndose tan lejos como se puede ver en una llanura cubierta de hierba, bajo un cielo nublado y gris. Tu alucinación te guiará por ese camino, hacia un hombre vestido con ropaje oscuro, con una gorra de béisbol negra, de pie al final de la carretera. Cuando estés a cincuenta pasos de él, sentirás que dices en voz alta la pregunta: ¿Han estado juntos antes?

De repente, tu sueño cambiará, y en un instante verás una visión del caos. El sueño se convertirá en una pesadilla de absoluta destrucción tan completa, tan terrible, que incluso imaginarla demasiado descuidadamente te va a volver loco. Si, luego de esta rigurosa prueba, tu salud mental está intacta, despertarás boca abajo en un callejón. Tu cabeza se sentirá como si hubiera sido golpeada con algo pesado y contundente, y tu billetera se habrá perdido. Te sentirás adolorido y con náuseas, y tu extrañamente familiar gorra de béisbol negra se inclinará torpemente sobre tu cara.

La gorra es el Objeto 292 de 538. Ya pasó una vez, y puede ocurrir de nuevo.

Una respuesta to “#292: The Holder of Visions”

  1. Nota Mental: No dejar dinero o cosas de valor en la billetera antes de hacer esto. Podrías simplemente no llevar billetera, pero en ninguna parte dice que la billetera estaba en tu bolsillo cuando se perdió.

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: