#276: The Holder of Insanity

Español: El Holder de la Demencia

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución mental a donde puedas llegar. Allí, pregúntale a un cuidador por hablar con The Holder of Insanity. Se reirá maníacamente y echará a correr, pareciendo loco. Síguelo, y no lo pierdas de vista, pues al hacerlo, habrás condenado a otra alma a la locura para alcanzar tu objetivo.

Serás guiado a través de un pabellón mental al revés con colores brillantes y fluorescentes. Restos vagos de los otros cuidadores condenados yacerán junto con los que vinieron antes que tú, atados a las camas en el techo. Tan pronto como entres al lugar, cubre tus oídos para que no puedas oír sus gimoteos y risas, o compartirás su destino. Al otro lado del pasillo habrá una puerta. El cuidador la abrirá para ti y desaparecerá. No lo busques, pues estará detrás tuyo desde ese momento, siguiendo cada uno de tus movimientos, riendo ocasionalmente. Si te das la vuelta para mirarlo, sacará un cuchillo y te matará brutalmente, arrastrando tu cuerpo de regreso al pabellón de colores fluorescentes, donde pasarás el resto de tus días atado de cabeza a una cama, entre la vida y la muerte, volviéndote cada vez más loco con cada hora que pase.

Detrás de la puerta estará un largo pasillo lleno de varias grietas oscuras y huecos. Al caminar por él, comenzarás a escuchar susurros, que crecerán más y más fuertes a medida que te acercas al otro extremo. Si en cualquier momento se detienen, rápidamente grita: “¡Sólo quiero saber lo que van a hacer!”. Si eres afortunado, los susurros se reanudarán, y serás libre de proceder. De lo contrario, si no gritaste lo suficientemente fuerte, tu mente será hecha pedazos completamente por esas fuerzas oscuras. Al final del pasillo hay una puerta de tono negro.

La habitación tras esa puerta está enmoquetada con colchones sucios y huele almizclada y húmeda. Entra allí, y verás un hombre calvo con una camisa de fuerza que constantemente cambia de color. Él balbuceará incoherentemente de forma continua hasta que le hagas la siguiente pregunta:

Cuando se reúnan juntos, ¿qué van a hacer con nuestras mentes?

Él te dirá lo que ya temías, exactamente lo que no querías escuchar. Luego dará un paso adelante. No te muevas mientras pasa junto a ti, y desaparecerá. El cuidador comenzará a cacarear con una voz horrible y áspera.

El cuidador ahora es el Objeto 276 de 538. Siempre estará cerca, viendo cada uno de tus movimientos, hasta que Ellos sean reunidos juntos.

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: