#273: The Holder of Betrayal

Español: El Holder de la Traición

Enviado: 15 de mayo del 2011, 11:23 PM

De: investigador_c@unitedseekers.net
to: profesor.nowhere@unitedseekers.net

Asunto: Tu información

Eh, soy C. Sé que no has oído de mí por un tiempo, pero finalmente – por fin – tengo la información que querías. Sé que te dije que cobraba una tarifa plana, y yo no voy a volver a hablar de ello, pero sólo quiero que sepas, “profesor”, no fue suficiente.

Pero como sea. Por medios que… preferiría no discutir ahora, he encontrado lo que querías saber, y aquí están las instrucciones, justo como preguntaste.

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución mental o centro de reinserción social a donde puedas llegar. No son fáciles de encontrar, créeme; para nuestros propósitos, al menos, un hospital con una sala de psiquiatría debería bastar. Encuentra a un asistente, no importa quién, y pregúntale por ver a The Holder of Betrayal. Me han dicho que te van a dar una mirada de shock combinado y devastación emocional terrible, pero debes mirarlos fijamente a los ojos e intentar no parpadear. Te llevarán hacia una puerta que lleva a una sala ordinaria, ábrela y diles que te “tomarás tu tiempo”. Tan pronto como entres, la puerta quedará bloqueada y las luces se apagarán. Oirás esa risa que apenas podrías esperar de un ser humano normal, un sonido resonante y perforante. Y es aquí donde las cosas comienzan a tornarse extrañas.

Ya sabes, no soy un experto en estas cosas. Nunca he intentado por mí mismo alguna de estas instrucciones. Tus chicos pagan bien, y yo soy un hombre que conoce su precio, pero te levantas sobre alguna mierda espeluznante. Sólo quiero hacerte saber que escuchar sobre esto nunca ha sido fácil para mí, y esta es una de las más desagradables sobre la que he investigado.

Las luces volverán al cabo de un rato. No serán las mismas luces fluorescentes molestas y zumbantes que habían hace unos minutos. Éstas serán de un amarillo enfermizo, como ese brillo que esperarías de una ampolleta a punto de terminar su vida útil que no penetra realmente en la oscuridad, y en su lugar sólo imbuye todo en una inquietante penumbra. La sala se habrá ido también, y ahora habrá un pasillo, que será indescriptible. A lo largo de los muros habrán retratos que son sólo demasiado reales, las cuales cambiarán como si fueran películas antiguas, mientras caminas con la misma horrible expresión que viste en los trabajadores antes.

Al final, habrá una puerta. Ábrela y no mires atrás. Sólo entra. Debería haber alguien allí, una persona o más. Hombres, mujeres, incluso niños, no importa. Estarán encadenados a los muros, muertos de hambre y pidiendo a través de sus gargantas sangrantes por tu ayuda. Tienes que dársela. Encontrarás una llave, y podrás usarla para quitar sus cadenas. Ayuda a sus pies atrofiados. Diles que los sacarás de allí. Guíalos hacia la puerta del otro lado de donde entraste. Ahora estarás fuera, pero es más que un mórbido pasaje de ensueño, una burla a la vida real. Estará nublado, y las calles estarán vacías, pero se verá lo suficientemente real. No te dejes engañar, no lo es.

Sigue la calle; hay sólo una dirección en donde ir. Al final hay algo parecido a una fortaleza, con un gran portcullis unido a una cadena cubierta de ganchos. Tus seguidores se pondrán algo nerviosos ahora, pues aunque ellos no han estado fuera por un buen tiempo, saben que el lugar no está como era antes. Tranquilízalos y diles que todo estará bien. Luego, uno por uno… no es fácil decirlo, profesor. Tendrás que matarlos.

Quizás puedas llevar un arma o algo, pero no importa ahora. Luego del primero, los demás intentarán correr, pero sus tobillos en desuso se quebrarán bajo su propio peso. Una vez te hayas encargado de todos, suspende sus cuerpos en los ganchos de la cadena. Sus rostros tendrán la misma expresión otra vez, pero no dejes que te moleste. Su peso hará que el portcullis se levante.

Detrás de él, en un trono, estará el Holder mirándote. También con aquella expresión. ¿Estás harto de ello todavía? Sólo te estará mirando. Mantén tu compostura, y pregúntale: ¿Qué hay si olvido mis responsabilidades en beneficio propio?

Él te hablará de todas las traiciones en la historia. Su historia parecerá interminable, pero tendrás que mirarlo fijamente a sus horrendos ojos mientras te la cuenta. Sobrepónete a las náuseas, y lo tendrás. Obtendrás su Objeto.

Espero que te ayude. Y la próxima vez que necesites mi ayuda, aumentaré la tarifa. Aún tengo pesadillas por escarbar en estos asuntos.

Atentamente,

Investigador C.

—————————————————————–

Enviado: 14 de mayo del 2011, 9:46 PM

De: elaprendiz@unitedseekers.net
to: investigador_c@unitedseekers.net

Asunto: re: Traición

Gracias por la información, C. Siempre podremos contar contigo, ¿no es así? En cambio, aquí está el resto de lo que querías saber para el profesor, como él lo pidió.

Así que, como he explicado antes, luego de entrar por el portcullis, allí estará el Holder, en un gran trono de madera sin ninguna fanfarria.

No lo mires a los ojos. No es de esas situaciones en donde sus ojos te matarán o te expondrán a alguna clase de pesadillas, al menos no directamente, es sólo que él lo odia, como he escuchado. De hecho, he evitado mirar en las cercanías de su rostro. No es él realmente en primer lugar, a mucha gente no le gusta mirar el rostro horroroso y desnudo de aquellos que les precedieron ver al Holder como si fueran una máscara de Halloween barata.

También, este no es el Objeto que se obtiene con una pregunta. No le preguntes nada. Si enviaste a alguien antes que a ti, como dije en mi último e-mail, y le preguntó algo, estarás a salvo. Pero si tú le dices algo, te encontrarás exactamente en el lugar donde estará tu liquidado ex-amigo.

Con el tiempo, él bajará de su atalaya, sosteniendo una capa muy fina. Caminará lentamente hacia ti. Deja tus brazos a los lados, pues él te pondrá la capa. La abotonará y finalmente, date la vuelta, y él te apuñalará por la espalda. El dolor, por lo que me han dicho, es sobrenaturalmente insoportable. La historia popular en nuestra comunidad dice que es toda la angustia combinada de aquellos que fueron traicionados manifestándose, pero ya sabes como les gusta a los Buscadores ser sensacionalistas.

Luego de una eternidad con este dolor, retorciéndote en el suelo mientras el Holder te mira, caerás inconsciente y despertarás en una zanja no muy lejos de donde comenzaste. El dolor se habrá ido, pero aún tendrás la cicatriz como recordatorio. Estarás vistiendo la capa con un pequeño rasguño en la espalda.

Para ser claro, es el Objeto 273 de 538, la Capa de la Traición. Aunque tan agradable como parece, nunca te sentirás cómodo con ella. La lleves puesta o no.

Salude al profesor de mi parte.

– El Aprendiz.

Una respuesta to “#273: The Holder of Betrayal”

  1. La weá pesá.

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: