#233: The Holder of Sincerity

Español: El Holder de la Sinceridad

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier zona de maternidad a donde puedas llegar. Encuentra el área donde se tienen a los recién nacidos. Debería haber una enfermera mirándolos desde la ventana. En caso que sea un médico hombre o cualquier otra persona, abandona el hospital tan pronto como puedas. El Holder supo que alguien venía. Si tienes suerte, permanecerás desconocido y podrás intentarlo de nuevo. Sino, bueno…, que tengas buena suerte evitando a los niños por el resto de tu vida. Si sólo está presente una enfermera, acércate a ella y pregúntale: ¿Cuánto cuesta decir lo que pensamos? Una vez hecho esto, la enfermera suspirará y abrirá la puerta hacia la zona de los bebés. Agradécele por su tiempo y entra.

No importa de qué tamaño haya sido el área, ahora será más grande que lo imaginable, con filas y filas de cunas. Notarás que la última de la sala estará vacía. Camina hacia la más cercana que puedas ver y verifica que haya una tarjeta de identificación en ella, que es bastante fácil de notar. Si no hay tarjetas presentes, es mejor que te sientes y esperes a que el llanto de todos los bebés allí te lleve a la locura.

Pero si encuentras una, verás en ella varias cosas. La tarjeta llevará el nombre de alguien que ya conoces y tres fotos. La primera es una imagen de la persona como la recuerdas; la segunda, una en su plenitud en vida, y la tercera será de luego que haya muerto. Si esto es lo que ves, sabrás que es seguro continuar.

Este Holder es relativamente amable, por lo que te permitirá elegir tu propio camino a través de esta aventura, pero sólo una vez. Los bebés en esas cunas representan a todas las personas que has conocido, que van desde personas que hayas conocido hace poco hasta las personas que más amas. Ellos son muy propensos a la sugestión, y la persona en la que se convertirán estará completamente basada en lo que les digas.

Tu tarea consiste en dirigirte a cada una de las cunas y contarle a los bebés en qué se convertirán. Te será permitido mentirles a cualquiera de ellos, en su beneficio o para su desgracia, sin ser dañado. Serás libre de irte y continuar con tu vida, pero abandonarás cualquier oportunidad de obtener el Objeto haciendo esto.

Continuando con tu tarea, debes describir con precisión lo que sabes acerca de ellos, plenamente consciente de que todo lo que les digas estará obligado a hacerse realidad. Esto no puede ser muy difícil al principio, pero cuando tengas que decirles a tus amigos y seres queridos sobre aquellas cosas que les harán daño en el futuro querrás acabar con tu vida debido a la culpabilidad. Si muestras esta debilidad, el Holder estará más que contento por quitarte esa miseria… dolorosamente. Podrá ser amable, pero no tolera a la gente que oculta la verdad.

Luego que hayas hablado con todos los bebés, espera en la cuna vacía. Si no pasa nada, resígnate a que el pasar de los años vea las vidas de todos en la sala sin tu presencia. La vida continuará sin ti, y la muerte sólo te clamará una vez la última de las personas que conoces muera. Desafortunadamente, estas personas tendrán una vida muy larga.

Si un médico llega con un recién nacido, sabrás que lo has hecho todo correctamente. Dejará al bebé y su tarjeta dentro de la cuna y se marchará. El Holder está complacido contigo, y está ofreciéndote una de las opciones más misericordiosas que hayas tenido en tu búsqueda por los Objetos. Rápidamente descubrirás que tú eres el bebé en esa cuna, y las fotos en la tarjeta te mostrarán en el parangón del éxito, tu cadáver, y como eres ahora. Las imágenes mostrarán las tres acciones que puedes tomar.

La primera opción ha atraído a muchos Buscadores que sienten que merecen una “recompensa” por lo que han hecho. Podrás contarle a tu versión recién nacida cualquier mentira sobre quién eres, y todo lo que le digas se hará verdad, y más. Si te vas de la sala una vez hayas hecho esto, renacerás. Verás que todo viene a ti con bastante facilidad en la vida, y todo el mundo querrá ser tu amigo. La verdad es, que esta es la única forma en que sentirás esta cantidad de grandeza. Habrás robado las habilidades y la fortuna de otros para ti, y ellos han quedado con las consecuencias. Tu familia será afectada por la pobreza pagando por tus muchas escuelas e intereses, y tus amigos estarán confinados a vivir mucho peor de lo que se puede imaginar. Por supuesto, este camino no sólo significa perder la oportunidad de conseguir este Objeto, sino también de abandonar a todos los demás. Este deseo permanecerá contigo hasta que ya sea demasiado y tome tu propia vida. Serás enviado a los niveles más bajos del Infierno para un eterno tormento. Después de todo, tomaste el camino fácil. Tu vida entera fue una mentira, pero tu otra vida te brindará la última verdad.

La segunda opción es que mates a este recién nacido. Esta es una de las pocas vías para escapar para siempre de la maldición personificada de los Objetos. Destruyéndote a ti mismo, incluso puedes hallarte digno de una otra vida pacífica, ya que tu sacrificio te impidió completar un sinnúmero de otros horrores. Sin embargo, incluso este regalo del Holder tiene su precio. Alguien está obligado a venir después de ti, y lo cierto es que él los unirá.

La última opción es la única que puede llevarte ante el Objeto. Debes contarle nada más que la verdad absoluta sobre ti. Deberás contarle de todos los que amas y temes, todos tus deseos oscuros, y todos tus secretos más ocultos. No te guardes nada, pues ya nada podrá hacerte daño a este punto. Finalmente, deberás contarle sobre los Objetos. Muchos Buscadores se vuelven locos ante esto, pues se dan cuenta que no hay nadie a quién culpar de su obsesión, ya que siempre fue su propia culpa.

Si has elegido la tercera opción y has tenido éxito, el médico regresará a la sala. Te dirá cómo la sinceridad puede ser un arma devastadora. Te contará sobre la gente que dijo lo que pensaba y cómo fueron castigados por ello, y de ellos que cayeron en la ruina y la muerte luego de saber lo que la gente pensaba de ellos. Luego de esto, te señalará que te retires. Será mejor obedecer.

Te encontrarás en el hospital donde fuiste. La enfermera que te guió dentro estará sosteniendo un bebé cubierto con un manto negro. No te tomará mucho tiempo darte cuenta que ya esta muerto. Te dirá que se ahogó con su chupete; que eso que lo calmaba terminó matándolo. Entonces te dirá que la sinceridad es algo similar. Una espada de doble filo que puede ser usada para consolar, pero también para destruir. Luego, te dará el chupete del niño, diciéndote que siempre valores la sinceridad, “según recetó el Doctor”.

El chupete es el Objeto 233 de 538. No hay nadie a quien culpar, sólo a ti mismo.

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: