Posesión

(Un capítulo de The Holder of Deliverance)

Buscando…
Recuperando registro de mensajes.
Fecha de acceso: Dic-16-08

JuiQui – 11/09/08 (Dom)
Realmente necesito algo de información.

Hace un par de semanas, algo me ha estado siguiendo. Ha estado haciendo un buen trabajo haciéndolo sin que me dé cuenta. Sin embargo, me las he arreglado para tener contacto con eso dos veces ayer. Describiré los incidentes con todo el detalle que pueda proveer.

Estaba en la ducha y tenía la cortina levemente abierta. Mientras estaba de pie bajo el agua, yo estaba mirando una revista que estaba en el suelo fuera de la tina. Lo vi por el rabillo del ojo, una pierna. Envuelto en una tela ligera, y de pie en una posición en la que pude ver parte de la rodilla y más abajo. Poco después me di cuenta que dio un paso para estar completamente detrás de la cortina. Entré en pánico y abrí la cortina, sólo para encontrar que no había nada. Salí de la ducha y me senté en mi cuarto con las luces encendidas. La emoción que sentía no era tanto una de máximo temor, sólo que debo escapar.

Por lo que estuve pensando más adelante, yo diría que parecía femenina, por la forma que tenía. Y aún por más extraño que parezca, la pierna estaba completamente blanca. Blanca como la nieve.

Esa noche, estaba durmiendo inquietamente cuando escuché algo en mi oído. En mis sueños, sonaba como: “Dime dónde está, ladrón”. Desperté con un sobresalto y miré alrededor, pero no vi nada en el dormitorio. Cuando encendí la luz, sin embargo, había algunos mechones de pelo largo blanco sobre mis sábanas.

¿Por qué me sigue? Necesito todos los datos que puedan obtener sobre lo que les dejé en la descripción que he previsto. He estado buscándola por mi cuenta, pero no he hallado nada de valor.

Undertow – 11/14/08 (Vie)
¿Qué es eso que tienes, que ella tanto quiere?

La Nieve Blanca avanzó tranquilamente a través de la nieve del jardín, apenas dejando un rastro detrás de su bata blanca. En el suelo ante ella, el cuepo de Allen yacía extendido, sus ojos abiertos, y la nieve alrededor de su cabeza manchada de rojo. Encorvando el cuerpo, me encuentro con su mirada. Ella me mira distraídamente y comienza a caminar en dirección al cuerpo, por lo que me apresuro a retroceder.

“Está muerto”, le dije. Ella me ignoró y se inclinó ante el cadáver de Allen, alcanzando cada uno de sus bolsillos sin consideración, sin emociones, terminando con el bolsillo vacío de su camisa.

Miro con inquietud, mi corazón bombea, y mi sangre hierve más y más. Un copo de nieve se posa sobre mi mejilla, y me sorprendió el sentir el frío rodando.

Ella levantó la mirada y me miró: “¿Dónde lo escondiste?”

Me resisto a la tentación de echar un vistazo hacia donde me escondí el Péndulo, y en lugar de eso, tratar de sostener su mirada atentamente. Como no respondí, ella se levantó y se acercó más a mí. Mi corazón late más rápido con cada paso que da. Ella está muy cerca de mí ahora. Puedo ver los copos de nieve cayendo a través de los pocos centímetros entre nosotros. Con el tiempo, cedo en mi resistencia y barajo dar varios pasos hacia atrás.

“¿Por qué lo quieres, en todo caso?” Pregunté. Su mirada continúa taladrándose en mí. Si ella está intentando quebrantarme, está funcionando. Continúo caminando hacia atrás, a través del jardín invernal. Un roble se cierne sobre ambos como un espectador silencioso.

“Sé quién eres. Eres su Holder. Es por eso que lo buscas. ¡Lo he calculado todo! Un Buscador lo obtiene de ti, y tú lo quieres de vuelta. Tiene sentido, supongo. ¿Pero qué pasará contigo cuando lo tengas de vuelta?” No hay respuesta. “¿Vas a volver a vivir en tu mundo y lo protegerás para siempre? ¿Qué hay de eso? ¿Es así como quieres vivir?”.

Puedo ver sus ojos estrecharse muy despacio. Pero como ya comencé, no puedo detenerme. “De acuerdo. Entiendo el que no sepa nada sobre los Holders, los Buscadores y los Objetos. Soy ingenuo, tonto, y todo eso, ¿Y qué? Tal vez no se necesita ser tonto para ver que lo que estás haciendo no te va a ayudar. ¡Yo sé que el Objeto está destruyéndote!”

Yo sabía por qué ella estaría tras el Péndulo. Ya no es más un Holder, realmente. Ella ahora es un Buscador una vez más, y no se detendrá ante nada. Los Buscadores hacen lo que sea para obtener lo que quieren, incluso si eso significa asesinar.

Una gota de sangre cae desde mi dedo sobre la nieve, tiñéndola de rojo. La sangre de mis manos deja un trazo sobre el suelo, que lleva todo el camino hacia el cuerpo de Allen, aún tirado y amontonado. Éste era un hombre que se aferraría a los Objetos hasta su último aliento. Aquél que murió en mis manos.

Siento algo en mi garganta, y mis ojos comienzan a humedecerse. ¿Dónde empezó todo a ir mal? ¡Esto es algo que yo no hubiera hecho! Caí de rodillas en la nieve, mirando al cadáver. ¿Qué dirán mis padres? ¡¿Que diablos he hecho?!

No pude aceptarlo. Incluso aunque en algún lugar recóndito de mi mente he entendido que soy un verdadero Buscador ahora, no pude aceptarlo. No está bien. No es así como las cosas deberían haber ido. Todos tenemos el derecho de encontrar nuestra felicidad, sin excepciones. Eso es en lo que siempre he creído. Por eso yo intenté volverme un actor. Tenía sueños. Esta no es la razón por la que he emprendido este viaje. ¡No he venido hasta aquí para destruir mis sueños!

“Entiendo”. Mis ojos miran el suelo nevado. “Yo entiendo por qué has venido hasta aquí. Pero no debería ser así. Deberías tener una vida sin Objetos, ni Holders ni Buscadores. Nadie se merece este infierno. Necesitas ser libre. Te lo ruego … no me importa si te hace odiarme, pero permíteme tener el Péndulo, pues tú ya no lo necesitas más”.

Un montón de nieve descansando en la rama del árbol se desliza y cae al suelo en un golpe suave. Deja un rastro tras de sí que brilla inocentemente en el aire. Puedo escuchar a la Nieve Blanca comenzar a moverse ahora, hacia mí. No puedo levantar los ojos para mirarla.

“Es demasiado tarde para mí, pero aún puedo salvarte. Entiendo tu dolor”.

“No entiendes nada”.

Levanto la vista a tiempo para ver sus dedos envolviéndose alrededor de mi garganta, como un tornillo.

(Continúa en Susurros)

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: