#214: The Holder of Vanity

Español: El Holder de la Vanidad

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier hotel o lugar de descanso a donde puedas llegar. Cuando llegues a la recepción, pregunta por el número de habitación donde está quien se hace llamar The Holder of Vanity. La persona detrás del mostrador te silbará y te entregará una tarjeta con un número de habitación en un lado y una llave pegada a la otra. Ve por las escaleras.

Al subir, escucharás gemidos y golpes de pasión rodeándote, pero no debes prestarles atención, de lo contrario sufrirás algo que horrorizará incluso a las almas de las profundidades del Infierno. Si los quejidos se detienen, golpea la pared más cercana y susurra: “Todos lo están haciendo; no te detengas en mí”. En caso que no regresen, sufrirás una muerte que, aunque rápida, será extremadamente dolorosa.

Cuando llegues a la habitación que buscas, golpea cuatro veces y di: “He venido por ti”. Una voz masculina te responderá. Replica con voz fuerte: “¡Es la chica lo que yo deseo!” Si nadie responde, abre la puerta de la derecha, deja la llave dentro y regresa rápidamente al mostrador. En cambio, si te dice que pases, abre la puerta con la llave.

En lugar de encontrar a un hombre, estará una mujer encadenada a una cruz, cuyo cuerpo será de encantadora belleza, pero cuya cara será lo más repulsivo que ojos mortales hayan visto. Ella preguntará si fuiste a liberarla. Mírala fijamente y no le respondas, o ella te convertirá en su esclavo por toda la eternidad.

Lo que debes hacer es preguntarle: ¿Qué los hace vanidosos? La mujer se reirá de forma estridente, y hará temblar los mismos cimientos de tu mente. Si logras mantenerte cuerdo, ella te contará lentamente sobre las cosas que mantienen su belleza por sí mismos, y cómo su vanidad terminará destruyendo la belleza que tanto apreciamos.

Cuando ella termine de hablar, toma la rosa sobre la cama sin romper el contacto visual con la mujer. Tan pronto como la tomes, cierra rápidamente los ojos mientras la habitación se llena de una fuerza incomprensible. Cuando los abras, la rosa estará marchita y muerta, con sus espinas aún incrustadas en tu palma.

Su tallo es el Objeto 214 de 538. La belleza del mundo ahora se derrumbará y mostrará su verdadera naturaleza.

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: