#197: The Holder of Laughter

Español: El Holder de la Risa

En cualquier ciudad, en cualquier país, camina hacia un restaurante, sin importar cuál. Ve donde el (o la) anfitrión(a), o si no hay ninguno, espera por un miembro de personal te si puede ayudarte. Pregunta si puedes unirte a The Holder of Laughter. Si suelta una risa y asiente con la cabeza, has encontrado el lugar correcto. Te escoltarán hacia una habitación privada cerca de la parte posterior del restaurante. Se reirán cuando lleguen a la puerta, como si un diálogo cómico hubiera estado en sus cabezas. Cuando la abran, ve delante.

Habrá un proyector único que brilla en lo que parece ser un escenario y un micrófono. Camina hacia el micrófono y voltéate a mirar hacia el frente del escenario. Las luces, que probablemente parecerán luces de escenario, ocultarán a la audiencia desde tu punto de vista, todos ellos sentados en mesas dispersas, lo cual es bueno, pues la audiencia está repleta de seres tan viles, que es mejor no describirlos. Dales una sonrisa amplia mientras estás frente a ellos. Si no tienes pánico escénico, cuenta el primer chiste que se te venga a la mente. Cualquiera que sea.

Si nadie se ríe, inmediatamente abandona el lugar de la misma forma por la que entraste. Si tienes suerte, la puerta se abrirá, y podrás regresar al restaurante, y quizás comer algo e ignorar lo que pasó hace un rato. Pero si ellos se ríen, sonríe otra vez y cuenta otro chiste. No importa qué sea, ellos se reirán de nuevo. Cuenta un tercer chiste. Si la risa se hace más fuerte, inclínate ante ellos tres veces. Una reverencia para el lado izquierdo, otra para el derecho y una al centro. Luego de la tercera reverencia, las luces del escenario se apagarán, pero la luz de la pista central aún estará sobre ti. Mira hacia arriba y mantén la sonrisa en tu rostro cuando veas más allá de los seres en la audiencia, que han comenzado a disiparse por ahora. Si dejas que tu sonrisa caiga, ellos lo verán, y te gritarán palabras e insultos tan sucios y denigrantes, que llevarían incluso a la persona más alegre y feliz a un ceremonial suicidio.

Verás otra luz enfocándose en una mesa cerca de la parte de atrás. En esa mesa estará sentado otro hombre, cuya amplia y casi amenazante sonrisa hará que la tuya se avergüence. Salta del escenario y cae sobre una de las mesas. No caigas al suelo. Si lo haces, continuarás cayendo por un vacío interminable, donde nunca más sentirás el júbilo de la risa otra vez. Ve de mesa en mesa, hasta que llegues donde está el hombre. Él llevará una gorra de béisbol puesta hacia atrás y una camiseta deportiva. Sin embargo, el texto de ambos es antiguo e ininteligible, pero puedes ver que dice algo cómico.

El hombre comenzará a contarte algunas de sus bromas. Ríe ante cada una de forma sincera. Muéstrale que aún hay algo de humanidad en ti… Esa parte de ti que disfruta reírse. Hazlo honesta y enérgicamente. Si es falsa, él lo sabrá, y no se sentirá complacido. Luego que haya terminado, te preguntará: “Así que, ¿Qué te trae a este lado de la ciudad?” Sonríe con calma, alegre, y comienza a preguntarle: “¿Cómo serán los Objetos…” antes que levante su mano y te detenga. Su sonrisa permanecerá allí mientras sostiene una matraca. Tómala. Él responderá: “No tengo las respuestas que buscas”. Su voz hará eco, como si pudiera estallar en un ataque de risa en cualquier momento. Este Holder siempre fue feliz. Te mirará y guiñará un ojo. Antes de devolverte en su búsqueda, añadirá: “Cuidado con el Hombre Torpe. Él no sabe de tu búsqueda, ni desea daño alguno, pero si encuentra cualquier Objeto, él arruinará los planes que tienes para ellos”. Con esto, el asentirá por última vez, antes de desvanecerse en la nada.

Repentinamente, un camino aparecerá en el aire. No parecerá estar hecho de nada, pero una inspección más cercana revelará que es vidrio. Sigue el camino de regreso al escenario, pero no mires abajo mientras lo cruzas. Si lo haces, caerás al piso. Apresúrate a llegar al escenario y alcanza la puerta. El Portero dirá una cosa antes de cerrar la puerta, no trates de abrirla, pues no te llevará a ningún lugar.

La matraca es el Objeto 197 de 538. ¿No estás contento de tener sentido del humor? Ahora tu búsqueda puede continuar. Pero por ahora, consigue algo de comer. La comida estará en casa.

Una respuesta to “#197: The Holder of Laughter”

  1. Anónimo Says:

    ESTE HOLDER ES MUY FACIL 😀

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: