#194: The Holder of the Destroyed

Español: El Holder de los Destruidos

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución mental o centro de reinserción social a donde puedas llegar. Camina hacia el escritorio principal y pide a los trabajadores que te lleven ante The Holder of the Destroyed. En caso que los recepcionistas griten de horror, has llegado en mal momento. O posiblemente en un buen momento; morir por combustión espontánea no es del todo malo. Si ellos se ríen, en cambio, has llegado al lugar correcto en buen momento. El suelo crujirá, y luego se quebrará completamente, como si estuviera hecho de vidrio. Cierra los ojos.

Caerás al suelo, y si mantuviste los ojos cerrados, el descenso será indoloro, de lo contrario, recibirás todo el impacto, y a pesar del daño óseo que sufras, estarás obligado a continuar, o el dolor que sientas comparado a lo que estás por conocer, será inequiparable. Al llegar abajo, camina derecho. Verás una pequeña fogata a lo lejos, síguela y verás también qué es lo que la provoca; un cuerpo carbonizado, deshecho, que alguna vez fue un hombre. Pregunta a esta masa de cenizas combustionadas: ¿Qué ocurre con aquellos que fueron destruidos?

Un brazo emergerá y te atrapará, tomando tu cuello, y el Holder te contará una historia sobre cada Buscador que haya sido eliminado durante su búsqueda, y sobre cada Objeto destruido. Su historia será extensa, y si bien no es enloquecedora, el sólo hecho de olvidar un sólo fragmento de ésta en el tiempo provocará que mueras de combustión espontánea. Cuando termine de contar su historia, su brazo se encenderá una vez más. No hagas caso a ésto, pues no te quemará.

Rápidamente, todo el lugar comenzará a sucumbir ante las llamas. Sin dudarlo, arranca el brazo del Holder y cierra tus ojos. Pronto sentirás que el humo te sofoca. No te resistas, pues pronto caerás inconsciente.

Despertarás en tu cama, en el lugar que llamas hogar, con el brazo aún en tus manos. Cuando le dé la luz del sol, lentamente se quemará en un fuego de color turquesa, y quedará convertido en una pequeña caja de fósforos.

Los fósforos se encenderán sólo con la caja, y de ellos brotará una llama turquesa; cualquier cosa que toque será reparada si está dañada, o destruida si está completa. Ten cuidado, pues si intentas usarla para quemar a otro ser humano, tu carne se combustionará en su lugar.

La caja de fósforos, mas no los fósforos, es el Objeto 194 de 538. Mantenla siempre contigo, no querrás que Su llama te alcance.

Una respuesta to “#194: The Holder of the Destroyed”

  1. eso significa que si se te acaban los fósforos puedes reemplazarlos por otros?

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: