#146: The Holder of the Sun

Español: El Holder del Sol

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier hotel o departamento a donde puedas ir. Cuando llegues al escritorio principal, pregunta por visitar a quien se hace llamar The Holder of the Sun. El teléfono del escritorio debería sonar inmediatamente, y el trabajador te sugerirá que esperes un momento.

Mientras habla por teléfono, ve a la máquina expendedora de bebidas más cercana que encuentres y, sin insertar ninguna moneda, presiona el primer botón en la lista. No importa qué bebida indique, la lata que caerá de la máquina estará sin diseño alguno y estará caliente al tacto. Ábrela y bebe todo el líquido que puedas antes que el trabajador cuelgue. Si bebiste lo suficiente, inmediatamente perderás la conciencia.

Cuando despiertes, estarás en el sofá de una habitación lujosa. El techo estará muy lejos sobre tu cabeza, y las inmensas ventanas no sólo bañan el lugar entero con la dorada luz del sol, sino también ofrecen una vista a la ciudad donde estuviste, varias docenas de kilómetros por debajo de donde estás.

Sentado en una silla no muy lejos de ti estará un hombre que irradia juventud y salud. Él acabará de colgar el teléfono y estará mirándote con una mezcla de confusión y diversión, debido a que hayas aparecido de repente en su sofá.

Siéntate derecho y con calma dile tu nombre y tu edad, y cuéntale tanto como puedas de ti sin hacer mención directa sobre los Objetos o, más importante aún, sobre los otros Holders. Él no desea escuchar nada acerca de los otros. Si en cualquier momento mientras hablas, el hombre contesta el teléfono, entonces tu viaje habrá llegado a su fin.

Si, en cambio, el hombre cortésmente te pide que pares, pausa por un momento y espera a que te pregunte por qué has llegado a su habitación. Cuando señale para que le respondas, pregunta: ¿Quién los mantuvo en su lugar cuando estaban juntos?

El joven hombre comenzará a llorar ante la pregunta. No hay ninguna razón para tratar de consolarlo, en su lugar, ponte de pie y camina hacia la única puerta de la habitación. Cuando estés a punto de llegar, el hombre te llamará por tu nombre. Gira y míralo, y verás que ahora estará flotando varios metros y emitiendo una brillante luz que ahoga incluso a la luz del sol. No dejes de mirar a esta luz, ni siquiera parpadees, incluso si sientes tus ojos secarse o quemarse. Cuando tu visión se haya arruinado completamente, una vez más caerás inconsciente.

Cuando despiertes, estarás en un hospital o clínica médica, con tu visión completamente sana. El personal médico estará confuso ante tu presencia, pero ignóralos y vete del lugar. Cuando te hayas ido, busca algo en tus bolsillos que antes no estaba allí.

Los gemelos (piezas de joyería) son el Objeto 146 de 538. Ellos anhelan poner fin a su separación, pero nunca deben ser reunidos.

2 comentarios to “#146: The Holder of the Sun”

  1. Acá te vivís desmayando

  2. Este es el mas facil hasta ahora. Solo una forma de morir, yai :v

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: