#141: The Holder of the Wheel

Español: El Holder de la Rueda

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier institución de salud mental o centro de reinserción social a donde puedas llegar. Cuando alcances el escritorio principal, pregunta por visitar a quién se hace llamar The Holder of the Wheel. El trabajador llamará a seguridad, haciendo que dos grandes y musculosos hombres vistiendo de blanco aparezcan y te arrastren por la institución. No te resistas.

Ellos te llevará por muchos pasillos y habitaciones, cada una volviéndose más oscura y descuidada a medida que avanzan. Cualquier personas que camine por allí se girará y esconderá su rostro cuando te mire. En caso que alguno de ellos sostenga una mirada fija en tus ojos, grítale inmediatamente: “¡Mi carta aún no ha sido jugada!” Si el paciente o el personal se dirige a ti, entonces ya se ha puesto en marcha; el éxito no estaba en tu futuro y será mejor cerrar los ojos, en lugar de presenciar el horror de la ruptura de tus extremidades.

Si la persona se marcha, estarás seguro. Los guardias de seguridad te llevarán arrastrándote hasta llegar a una celda más bien lúgubre en una sección larga y abandonada de la institución. Te empujarán dentro y cerrarán la puerta. Los muros estarán impregnados de la sangre de aquellos Buscadores que lo intentaron y fallaron en recuperar este Objeto en particular. Al centro habrá un artilugio gigantesco, con forma de rueda con estampas escritas en un lenguaje ya olvidado al final de cada rayo. Un hombre vestido de negro, con una mirada de aspecto antiguo lentamente hará girar la rueda con su mano. Pregúntale: ¿Por quiénes gira la rueda?

Si el hombre no te consideró digno, simplemente dejará de girar la rueda y te contemplará. Su mirada desgarrará tu existencia bañando la habitación de otra capa de carmesí. Sin embargo, si te considera valedero, detendrá la rueda y sacará una carta de ella. Antes que la doble cuidadosamente, cierra los ojos y te la dará. Mantén los ojos cerrados hasta que sientas que algo golpea ligeramente tu hombro derecho. Aún tendrás la carta, pero estarás fuera de la institución o centro de reinserción social que visitaste, y sin importar a la hora que hayas ido, estará anocheciendo.

Podrás mirar ahora la carta. Tendrá una intrincada imagen de un niño pequeño, colgando del cuello por un lazo en un patio. En la parte de atrás, estará en blanco con excepción de un pequeño símbolo en la esquina, en el mismo idioma de las estampas de la rueda.

Esa carta es el Objeto 141 de 538. Su significado se esclarecerá cuando todos se reúnan.

3 comentarios to “#141: The Holder of the Wheel”

  1. O el recepcionista cree que estas loco y llama a seguridad para que te lleven a tu nueva habitacion. ahí estas bien jodido

  2. Anónimo Says:

    mierda…

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: