#227: The Holder of Music

En cualquier lugar, ve a cualquier sala de conciertos a la que puedas llegar. Una vez dentro, deberás sentarte en la butaca más cercana que puedas encontrar, y espera. Deberás quedarte allí, si en cualquier momento te levantas, tu viaje con seguridad llegará a su fin. Deberás esperar hasta que una mujer joven llevando un niño camine por allí. Podrá tomar segundos que ella aparezca, como puede tardar años. La mujer se verá perdida y confundida; acércate a ella. Pregúntale, “¿Estás buscando a The Holder of the Music?” Parecerá ignorarte por varios segundos. Entonces te preguntará por seguirla.

Ella te llevará al escenario y revelará 3 trampillas debajo. Abre la primera de la derecha, pero no entres allí a menos que desees ver al mismo diablo. La de la izquierda se abrirá y un hombre con traje caminará fuera de ella. Le enojará el que la mujer haya traído al niño a su salón de conciertos. Tomará una navaja de su chaqueta y le dirá a la mujer que si se acomoda en el suelo, todo será más fácil. Obedientemente, ella hará lo que él le dice. Él se acercará a ella, susurrará algo en su oído y finalmente la degollará. Te dirá que si te tiras al suelo, todo será aún más fácil. Hazlo. En lugar de cortar tu garganta, él tomará su navaja y te apuñalará en tu pierna izquierda. Sentirás mareos y te desmayarás.

Te encontrarás en un océano, a punto de ahogarte. La navaja aún estará clavada a tu pierna; no debes quitarla hasta que estés en tierra firme. Si te las arreglas para estar a flote por más de 10 minutos, verás una guitarra tipo española, flotando sobre las olas. Tómala e intenta usarla para mantenerte a flote. Simplemente permanece vivo hasta que veas un bote con el nombre “Claire” pintando en un costado. Un tripulante te verá, te lanzará una cuerda y te halará hacia el bote. Una vez a bordo no digas nada a nadie. No importa lo que te digan o pregunten, no digas una sola palabra, ya que todos allí son mentirosos. Ellos quitarán el cuchillo y suturarán la herida. Permanece en el bote hasta que lleguen a puerto. Una vez estés en tierra, nunca más regreses a ese salón de conciertos, o el hombre de traje que viste allí seguramente te matará.

La guitarra es el Objeto 227 de 538. Nunca la toques.

3 comentarios to “#227: The Holder of Music”

  1. ailen miu Says:

    pero si no se puede tocar para q sirve?

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: