#176: The Holder of Opening Doors

Español: El Holder de las Puertas Abiertas

En cualquier ciudad, en cualquier país, ve a cualquier lugar de adoración al que puedas llegar por ti mismo. Entre y pregúntale a cualquiera de las personas que veas allí: “Deseo ver a The Holder of Opening Doors. Si te ignora, has llegado al lugar indicado. Siéntate en el centro del lugar y espera, hasta que todo esté vacío y oscuro.

Cuando sea la hora, escucharás a alguien cantando. Será la canción más hermosa que hayas podido escuchar, pero no le prestes atención y mantente mirando hacia adelante. Si te concentras en esa canción, te quedarás sentado allí hasta el fin de los tiempos, esperando a que la canción termine.

Si mantienes tu mente abierta y sin pensamientos, un niño aparecerá detrás de ti. Escucharás su voz, pero no mires alrededor, o el niño desaparecerá. En lugar de eso, verás otro mundo, donde conocerás el verdadero significado del dolor. Párate y camina lentamente hacia una puerta sin ningún decorado.

Quédate frente a la puerta y la canción se detendrá. Cuando esto ocurra, no te muevas, no te vuelvas a mover. La puerta se abrirá, y cuando lo haga, un espejo aparecerá. En él, te verás a ti mismo, pero no como ahora. Cuando tu reflejo se mueva, imítalo, pero recuerda, es un espejo, así que la derecha es la izquierda y viceversa. Si no te mueves correctamente, el espejo se quebrará y sufrirás el destino de cada maldad que un humano haya o no podido imaginar.

Si tienes éxito siguiendo el movimiento, pregunta al niño sin darte la vuelta para mirarlo: ¿Por qué la puerta está abierta para mí?

Él responderá con una agradable y casi enfermiza risa, y verás el reflejo de ti mismo desvaneciéndose y convirtiéndose en una versión más joven de ti, sin ojos ni extremidades.

Toca tu cuerpo y cambiará para emular a tu reflejo. Si te mantienes tranquilo y caminas dentro del espejo, entrarás a un salón de puertas, interminables. No temas, porque las puertas se abrirán. Camina y no entres en ninguna; en su lugar, camina hacia la única puerta cerrada y tócala. Grita con tu voz más alta: “Deseo entrar por la puerta de mi mente cerrada”, y se abrirá.

Verás tu pasado. Mira tu pasado reproducirse, concéntrate, y espera un suceso importante, como por ejemplo, tu primer beso. Cuando ese suceso ocurra, debes decir: “¡Ése soy yo!” Estarás en ese período de tiempo, mirando cómo tu vida se reproduce a velocidad normal. Debes mirar, inmóvil. Cuando seas capaz de moverte otra vez, te sentirás extraño. Ve al lugar de adoración de nuevo y te verás a ti mismo aún sentado ahí. Cuéntale a tu reflejo del suceso que viste. Llorará y se desvanecerá; y todo lo que quedará de él será un corazón negro y muerto.

Este corazón es el Objeto 176 de 538. Si derrama sangre, serás capaz de revivir el pasado.

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: