#14: The Holder of the Adversary

Español: El Holder del Adversario

En cualquier ciudad, en cualquier país, aventúrate a través de las carreteras y calles solitarias de los barrios bajos, o “la parte mala de la ciudad” Si te cruzas con un hombre desarreglado llevando una botella de licor en una bolsa de papel, con su camisa empapada en sudor y sus pantalones enlodados, no tengas miedo de preguntarle si conoce a alguien que se haga llamar a sí mismo The Holder of the Adversary.

Más que gustoso, sonreirá como si te conociera, como un viejo amigo con el que compartes una broma interna. No te alarmes; el hombre conoce a quien estás buscando. El menos afortunado de nosotros parece saber de estas cosas. Te guiará a un acceso y casualmente resbalará en el metal con sus botas mugrientas. Echándote una pequeña linterna que alumbrará precariamente, te urgirá que bajes a la oscuridad.

Una vez dentro de las profundidades del sistema de alcantarillado, te darás cuenta de que no hay olor desagradable (ningún olor, de hecho). Pero, girando la linterna y mirando a tus alrededores, te darás cuenta de que estás en un cuarto redondo. En todas las paredes habrán colgados cuerpos parcialmente descompuestos, sus dueños por siempre suspendidos en un estado de semiconsciencia, sintiendo todo el dolor y horror de estar atrapados en sus cuerpos. Habrá también cuerpos tirados en el suelo, y te darás cuenta de que uno cercano te toca. Querrás alejarlo, pero de repente, el olor llega. Es la más desagradable cosa que jamás podrías haber imaginado: excremento humano y animal, sulfuro, cuerpos podridos, carne ardiendo.

Estarás momentáneamente paralizado por el horror de esto, y cuando te recuperes, haz lo que puedas para no vomitar. Un pensamiento aparecerá en tu cabeza: “Nosotros somos los restos de aquellos que no pudieron hacerle frente al Adversario”. Tragarás saliva, asustado, mirando fijamente alrededor tuyo, buscando la fuente de la voz. Pero de repente, los cuerpos comenzaran a explotar, uno por uno, liberando más del horrible olor y bañándote en fluidos sangrientos y cosas asquerosas que quizá desconozcas.

Los cuerpos se fregarán en el piso, y lo que se alza fuera del legamoso desastre es una criatura de belleza pura. Entre hombre y mujer, depende de ti. No puedes sacar tu mirada de este vistoso y desnudo humano hasta que te das cuenta que es una réplica de ti, una versión perfecta de ti mismo, el (o la) mejor que pueda haber. Confiado, sonriendo gentilmente, sonrisa paciente, tiene todo lo que tú desearías ser.

Serás llenado por un celo repentino, una ira total, una necesidad de destruir este ser, que eres “tú” perfecto. No lo hagas. Si lo haces, estarás perdido en la ira del Adversario, el eterno tormento del Maldito que has atestiguado antes. Sólo una pregunta viene a tu mente para preguntarle a la exquisita criatura: ¿Que podrían destruir?

El Holder reirá melódicamente, condescendientemente, y te explicará como si fueras un niño pequeño la respuesta a tu pregunta. No se saltará ningún detalle, incluso el más horrible. Extrañamente, como sea, la historia es interesante y calmante de oír, y te encontrarás absorbido en una fascinación de niño con el Holder. Asemejarás la historia del Holder a una que te contó un ser amado o un guía cuando eras pequeño, y sabrás que ahora tienes la llave para derrotar al Adversario, esa que el Maldito no pudo adquirir.

“¿Que harás ahora, mi niño?” El Holder te preguntará, sonriendo placenteramente, mientras coloca un objeto en tu palma y cierra tu mano alrededor de él. “No debes abrir tu mano hasta que te liberes de este lugar” dice el Holder, haciendo un gesto de adiós.

Una vez hayas escapado del alcantarillado, abre tus dedos, que sentirán extrañamente cadavéricos. Oirás el eco del perfecto tú riéndose, nadando alrededor tuyo mientras miras el Objeto en tu mano. Es un soldadito verde de plástico.

El soldadito es el Objeto 14 de 538. Éste entiende cómo derrotar a tu más grande enemigo, y nunca debe ser permitido unirse al resto.

12 comentarios to “#14: The Holder of the Adversary”

  1. a la verga yo jugaba a q mataba demoños q intantaban destruir a la humanidad, y muchas veces contra un yo q queria el control de mi yo :0

  2. Este soldadito ha de servir para vencer a algun otro holder

  3. “qué podrían destruir??…” la “perfección humana”, regresándola a la ruina… deshaciendo todo lo que se considera, bello, hermoso, delicado, perfecto. Haciendo que el mundo se llene de cuerpos humanos putrefactos y malolientes… justo como el cuarto redondo donde encontraste al holder. El adversario enfrente de tí… tu “yo” perfecto solo es una advertencia a lo superficial que se ha vuelto la humanidad. La historia del ser amado que te ayudará a destruir al holder?? es simple: lo real, no es lo exterior… el perfecto, no existe. podrás obtener el objeto con suma facilidad una vez aceptada esa verdad. el soldadito verde de plástico. Quienes han intentado destruir a su “yo” perfecto han caido en la locura porque han luchado contra un ser inexistente. Eso los ha llevado a su muerte. El objeto, la recompensa. El soldadito es un juguete identificado con la guerra. La niñez jugando a la guerra. la pureza en la guerra. la pureza en una batalla. Solo los puros podrán hacerles frente a “ellos”. El nuevo poder adquirido con ese objeto? podrás saber quienes son puros de corazón, y capaces de ayudarlos a detenerlos a “ellos”. todo depende de tu decisión. Quieres evitar que “ellos” regresen? o los ayudarás a volver?

  4. Wow, gracias a todos los que suben esto, están de puta madre! me los estoy leyendo. Buen trabajo!

  5. Uno Más del Mónton Says:

    ……..Nada….. cuatro horas de camino y nadie aparecio…… Pero no creo q este bien…. algo me falto… o algo falto aqui???? no lo se pero seguire buscando…

    • Calamardo Says:

      ¿Sabes que es ficticio no?

      • TheSeeker Says:

        Eso dices tu, pero que hace real a las cosas, a los objetos? Existen muchas cosas que no creerias, y gente que se inspira en lo que sea para crear cosas horribles, debido a mi trabajo me encuentro con cosas que tal ves no deban existir, con cosas que no me gustaria ver, investigo lo que comunmente se conoce como casos criminales, esta historia me recordo a uno en el cual me asignaron para de resolver, y sí, lo que encontre se parecia mucho a la descripción de este lugar, una alcantarilla al parecer sin olor, con cuerpos humanos desmembrados colgados en las paredes, cuerpos en el piso, sangre seca por todos lados, en mí caso no había un yo perfecto, ni un objeto, pero, por que alguíen dejo un lugar como este? Tan preparado y cuidado? Me fue tan dificíl encontrar algún indicio, a veces me pregunto sí es verdad que estas cosas son solo historas o exísten las mentes retorcidas que las llevan con tanto detalle a la realidad.

    • Anónimo Says:

      esta buena la hierba!

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: