El Pueblo Lavanda

En cada era, en cada época, se suceden fenómenos populares muy grandes, ha pasado en la música, ha pasado en las películas, y por qué no, ha pasado también en la animación. Muchos son jóvenes, y quizá lo olvidaron, o quizá no estuvieron ahí para presenciarlo, pero yo sí.

Durante los 90 el fenómeno Pokémon fue muy grande, pero quizá decir grande se quede corto. Fue masivo, inmenso. Fue una era dorada para la animación. Una que quizá no se vuelva a repetir nunca. Fueron miles y miles de millones de dólares en publicidad, en juguetes, en todo tipo tipo de mercancía que se puedan imaginar, iba mucho más allá. Y fue durante esta era donde también se estaba dando otro fenómeno de gran envergadura, los videojuegos. Estaban empezando a masificarse de tal manera que inclusive, se creía, tal como esa profecía se cumplió casi 10 años después, de que podían llegar a superar a las películas en cuanto a ganancias anuales.

Todo fue suficiente para que no pareciera menos que una idea fenomenal, sacar un videojuego de Pokémon. La idea se cristalizó en el año 1996 en el mes de febrero. Pokémon Red & Green vio la luz para la consola Game Boy. Éstos no fueron sólo las primeras de las muchas versiones que después lanzaron al mercado, pero es ahí en ese génesis, en esa primera versión donde hay una historia muy interesante que contar, que sucedió en verdad.

Pasó en Japón, el producto disfrutó de ventas ante un público de todas las edades, pero lo que nos ocupa sucedió entre chicos de 7 a 12 años, algunos que quizá tenía menos o un poco más, pero la gran mayoría está entre las edades comprendidas entre 7 a 12. Se dio la friolera de 104 casos de suicidio antes de que llegar el año 1997. Incluso, ante una población tan grande como la japonesa, de 120 millones de personas, 104 casos de suicidio entre niños y en un solo año, era algo extraño. Más que extraño, era terrorífico, era bizarro.

Los casos de suicidio, para los detectives, son los más odiosos que existen porque son difíciles de desentrañar, tiene que haber mucha voluntad, ya que un suicidio es un suicidio, ¿qué hay que investigar? Ante un agente de la ley se investiga cuando alguien pudo haber ocasionado una muerte, pero un suicidio queda ahí. Las razones del suicidio son las del suicida, y sólo le incumben a él y a su familia, ¿a quién más? Pero había que investigar un poco, y tras esto, se dieron cuenta que cada uno de los 104 niños tenía copias del videojuego Pokémon Red & Green.

Entre los 104 compartían unas 90 copias porque hay que tomar en cuenta las familias que tienen hermanos, quienes también se suicidaron. Era una extraña coincidencia pero nada conclusivo. Si, tenían Pokémon Red & Green y muchos otros juegos. Pero lo interesante de esta historia viene aquí: cuando un padre se dio la tarea de investigar un poco más, y consiguió con mucho esfuerzo el apoyo de los demás padres. Cuando encendieron las pequeñas consolas Game Boy se dieron cuenta de que la inmensa mayoría de los 104 chicos tenía una última partida guardada en un área muy específica del juego: el Pueblo Lavanda, o Lavender Town.

A partir de ahí, la investigación se estancó. Sin embargo, muchos de los padres que vieron con justa razón estas terribles coincidencias, estuvieron de acuerdo en decir algo: La música que sonaba cuando se entraba a esta zona, era extremadamente tétrica, y no sólo era tétrica, sino que además dañaba un poco los oídos, tenía picos muy agudos.

Muchos ingenieros en sonido dicen que, tras colocar la canción en un programa, marcaba picos extraños, formas extrañas, pero esto ya es irse mucho a lo sobrenatural, una vez más, nada concluyente. Y al final, de cara a los padres que no podían quejarse, porque incluso siendo tantos como 104 chicos muertos, ellos parecían los locos, ellos tenían las de perder, este aspecto de la música fue el tópico menos relevante de esta terrible anécdota.

Sin embargo, lo increíble viene aquí: Cuando exportaron el juego en copias que se llamaron Rojo y Azul, y más tarde a secas Azul, Nintendo no cambió absolutamente ningún detalle, salvo una cosa, la música del Pueblo Lavanda. Es el único cambio que hicieron.

Una respuesta to “El Pueblo Lavanda”

  1. wow esto habrá pasado de verdad?

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: