Taxonomía de borrachos

Como es de esperarse, cada ser humano ha experimentado al menos una vez los efectos de tragar como ballena beber cantidades exorbitantes de alcohol, de una forma insana, y lo que ocurre después. Ataques de amnesia, flash-backs de cosas vergonzosas, simulación mental de un capítulo de The Walking Dead y etiquetas en Facebook son algunos ejemplos. Aunque cada molécula de alcohol tienen en común el mismo plan, cada persona tiende a reaccionar de una forma diferente, como cuando les muestras 2 girls 1 cup alguna imagen bizarra.

Si bien la forma de actuar de una persona poseída por los hidrocarburos etílicos es en primera instancia impredecible y única, podemos meterlos dentro de una clasificación más o menos definida. Ocurre también el caso de que una persona se pueda comportar como las weas igual de dos formas diferentes en dos borracheras, o bien que se entremezclen dos o más formas, una transición extraña que se da en 1 de cada 4 casos.

Aquí se enlistarán los tipos de borrachos existentes:

#1 Borracho tranquilo (Quietiem ebrius): Es el típico sujeto que, al momento de llegar al estado “tilt” de tomar, se queda completamente quieto, como si estuviera meditando acerca del pasado y el futuro, observando a todo mundo y apenas balbuceando palabras en dirección nula. Sin siquiera levantarse de donde está, no mueve muchos músculos y el sueño le va ganando, pero puede resistir. Continuará tomando y a lo mucho, teniendo una conversación aleatoria con alguien aleatorio

#2 Borracho conjurador (Invocatio-cantur ebrius): Luego de haber bebido 1/15 de su volúmen en alcohol, comienza a, en primera instancia, decir cosas sin sentido aparente. En cierto modo, cuesta entenderle, y la lengua se le duerme primero. Luego entra en la segunda fase (Stupore mentis) en donde comienza su balbuceo en algo que parece sumerio. Comienza a gruñir distorsionadamente cosas como: In’hudujyen gän’tâghan Vergütr’lx Zjrwnwer Alsok y weá, lo cual parece como si estuviera invocando un demonio. Cada cierto tiempo su lenguaje muta en formas casi imposibles de concebir para un humano, al punto que ya no usa vocales (Nonintellexit linguae) como: Frstrck Xnwmñlp Lqssmñ, y a veces, aullidos. Suelen no molestar mucho antes de entregarse a Morfeo la weá gay para referirse a dormir.

#3 Borracho alter ego (Aliquam ingenii ebrius): A medida que va administrándose trago tras trago, su personalidad comienza a invertirse, si antes era un tipo retraído y tímido, ahora se dota de una soltura y sociabilidad exhuberantes. Son los que se agarran minas cuando están curados, pero no antes. También se da el caso contrario, que de un tipo alaraco y chistoso, se torne alguien monotemático y aburrido, lo cual es completamente contraproducente en su caso, aunque es ya menos común. Se da también el caso de que dejen aflorar personalidades extrañas.

#4 Borracho vocalista (Canticum ebrius): Una vez haya absorbido suficiente contenido alcohólico en su organismo, empieza a corear canciones. Al principio no es nada raro, pues puede cantar lo que suena en el momento u otro hit de la estación. Se vuelve más grave cuando comienza a cantar temas que no se asocian con sus gustos musicales, como merengue o pop comercial. Si hay más borrachos de este tipo, todos cantarán a coro canciones cada vez más vergonzosas de interpretar, como las de Thalia o Miley Cyrus. Exageran las voces altas y tratan de imitarlas, haciendo el espectáculo aún más denigrante. Culmina cuando las ganas de potar emergen al tratar de sostener una nota demasiado tiempo.

#5 Borracho filosófico (Cogitare ebrius): Es el personaje que, ya entrado en copas, comienza a hacerse cuestionamientos sobre lo que hace, sobre la vida y la muerte, sobre la existencia de Dios, sobre el alma, el karma, la suerte, el horóscopo y demás cosas. Entra en temas profundos y suele entablar conversaciones interesantes. A pesar de estar bastante borracho, puede sostener el tema y manejarlo bastante hábilmente. Puede hacerte pensar un buen rato, aunque pasados 15 minutos se va en la volá y se empieza a perder en sus propios tópicos. Es más usual si estando sobrio ya tiene cierta cultura filosófica, aunque puede darse también que el afectado odie la filosofía y el pensar.

#6 Borracho obstinado (Maximum pertinax ebrius): Cuando alcanza el punto de cocción de sus vasos sanguíneos, sigue en su faena de beber y beber como los peces en el río al ver a Jesús nacer. Si le preguntas cómo está, responderá que bien, bastante piola mientras menea la cabeza de lado a lado simulando ser un péndulo. Cada 20 minutos afirma no estar borracho, y estará dispuesto a hacer demostraciones para argumentarlo. Hará “el 4” para probar que no miente, y podría resultarle, también el seguir una línea recta o pronunciar una oración con hartas “rr”. Él en sí mismo solidifica su convicción de que no está borracho incluso si se queda dormido, pronunciando entre sueños “Y no estoy curao y la weá weon…”

#7 Borracho malevolente (Maledictionem ebrius): Se dice del ser que, al curarse raja, parece pasivo, e incluso puede pasar como un tipo tranquilo (Quietiem ebrius) pero es sólo cosa de conversar algo con él para que se le salgan de a poco sus demonios. Si eres muy cercano a él, te dirá que eres su mejor amigo, que haría lo que sea por ti y que estaría dispuesto a matar a quien te moleste. Luego comenzará a señalar gente al azar y dirá “Como este weón te haga algo, lo voy a moler a patadas…” mientras se marea. Ahora, si no eres muy cercano, dirá cosas como “Todos son puros weones y los voy a hacer mierda….A ti también weón porque erí weón y la weá es que si me weai te voy a dejar para la corneta…asi que no me weí mejor weón….”

#8 Borracho opositor (Adversarius ebrius): Como te pongas a conversar con él siempre te contradirá, no importa si sobrio opina como tú, este tipo de borracho siempre dirá un argumento (que puede ser verdadero o no) para decirte que estás mal, que no sabes del tema y que él tiene la razón absoluta. De alguna forma intentarán entrar en debate con alguien por cualquier cosa, desde cuál es el mejor ron hasta quién debería jugar de delantero en la selección. Tienden a ser muy sólidos con sus posturas, y por mucho que les critiquen, nunca abandonarán su momentánea forma de pensar. Son capaces de criticarte hasta si 2 + 2 = 4.

#9 Borracho amistoso (Comitemae ebrius): Es aquel que, aunque no lo conozcas ni por si acaso, aunque no lo tengas ni agregado en Facebook, llegará, se acercará a ti, te dará un abrazo y te dirá lo mucho que te aprecia, lo bien que le caíste y que “tú si que eres un amigo”. Es posible que te invite a tomar con él y hablar de cosas sin importancia, pero a cada cosa que digas, él responderá “si por eso te quiero, si eres igual a mí…” o cosas por el estilo. Quizás te invite también a su casa o a que lo acompañes al baño, lo cual ya se puede tornar gay color de hormiga.

#10 Borracho depresivo (Paenitet ebrius): Cuando alcanza su estado de borrachera, comienza a ponerse muy triste y se deprime fácilmente. Llora en forma desconsolada mientras otros pueden hacer intentos por calmarlo, pero no funciona. Si conversa con alguien, hablará de lo triste que es su vida, que siempre le pasan cosas malas y muchas veces hablará de “mandarlo todo a la reverenda mierda”. Es algo común entre borrachos recién pateados.

#11 Borracho agresivo (Oppugnator ebrius): Clásico entre la multitud. Una vez toma mucho, se transforma en un ser con ganas de pelear, bastante confrontador e intolerante. Basta que lo mires para desafiarte a pelear. Es así con todos, sin importar si eres o no un amigo cercano. Sus ganas de agarrarse a combos con alguien son incontenibles, y normalmente se vuelven muy provocadores. Lo particularmente desastroso es cuando se encuentran en el mismo lugar 2 de este tipo, en donde no dudarán en pelear hasta que uno sucumba contra el pavimento.

#12 Borracho fanático espontáneo (Spontaneaequam ebrius): Si suena una canción conocida para él, comenzará a bailar (o cabecear en el caso que se trate de un tema de Rock/Metal) y dirá lo mucho que le gusta el artista y sus trabajos, o también se meterá en conversaciones de otros sólo para afirmar lo mucho que le gusta esa banda, el día en que las fue a ver en vivo y su colección impresionante e invaluable de vinilos. Estos datos pueden o no ser reales, y estando sobrios no aparentarían ser fanáticos de nada.

#13 Borracho regenerativo (Regeneratio ebrius): Es el personaje que suele beber hasta quedar borracho y manifestar en mediana intensidad uno de los tipos mencionados, pero luego de un rato se le pasa y vuelve a la normalidad. Luego vuelve a tomar, y así sucesivamente hasta que termine la fiesta o se acabe el copete. No les entra sueño y siempre tienen un vaso con alcohol en la mano.

#14 Borracho noctámbulo (Nocte vigil ebrius): Por mucho que tome, por mucho que wevee a los demás, nunca se cansará, y por ende, no dormirá en toda la noche. Durante su momento noctámbulo, se pone a caminar por ahí, a escuchar música de su reproductor de MP3, o si tiene suerte, hablar con otro noctámbulo para no aburrirse. El sueño les entra de golpe cuando llegan a su casa, después de la ducha.

#15 Borracho esquizofrénico (Insaniae ebrium): Dentro de su estado aparentemente pasivo, se esconde una bomba de tiempo cuyo contador se mide en tragos. Cuando llega a su límite, se desinhibe explosivamente y comienza a bailar y cantar, pero no de una forma “normal” para estar curado, sino de una forma bizarra y extrema. Se retuerce como si fuera un gusano bañado en sal, comienza a gritar estupideces sin sentido y se le sale lo hiperactivo. Parece no cansarse, hasta que, quizá sin darse cuenta, quede tirado por ahí. Si se marea, puede vomitar bastante.

#16 Borracho regurgitador (Emesitarie ebrius): Si bebe mucho, obvio, vomitará. Pero de una forma bastante abundante (y por lo tanto, asquerosa). Expulsará como un cañón todo lo que haya comido las últimas 12 horas, lanzará por la borda el almuerzo, la once y la cena, acompañado de mucho hedor alcohólico. Tanto es así que también saldrá por la nariz, como un manantial de potada emergiendo de su irrigado estómago. Suelen después de este exhabrupto, decir “No tomo nunca más weón…”

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: