Pesadilla iluminada por el Sol

Tal vez John Weldon no es uno de los nombres más conocidos en el mundo de la animación pero aquellos que vieron sus oscuras animaciones suelen recordarlo. Es canadiense pero Weldon es mejor conocido en Estados Unidos porque sus animaciones fueron transmitidas en Cartoon Network, en un show de compilación de animaciones llamado “O Canada”. Su corto más conocido resulta ser el perturbador “To Be”, una animación que trata sobre la ética de la clonación humana y la existencia individual.

Otros ejemplos de su trabajo son “The Lump” (El Bulto), una historia bizarra sobre el crecimiento de una deformidad que cambia la vida de un hombre para bien, y “Special Delivery” (Entrega especial), que habla sobre asesinatos, adulterio e incluso contenía muchos desnudos frontales. A pesar de todo lo que hizo, hubo un corto que sólo unas cuantas personas han visto o han escuchado: “Sunlit Nightmare” (Pesadilla iluminada por el sol).

No se sabe la fecha exacta en que fue hecha pero todo parece indicar que fue a mediados o principios de los 80’s. Weldon de repente había empezado a mostrar sintomas de narcolepsia, quedanse dormido de repente en el trabajo. Se despertaba gritando y se negaba a decir nada acerca de lo que había soñado. Cuando no estaba dormido, trabajaba febrilmente en la creación de un nuevo corto, Pesadilla iluminada por el sol. Las animaciones estaban muy bien hechas, Weldon las hizo completamente sólo, o al menos así parecía. Decía que su nuevo corto era para niños, que era algo para pasar entre caricaturas.

Weldon le mostró el corto a algunos ejecutivos de la compañía, estos se aterrorizaron y no podían creer que Weldon se lo quisiera enseñar a los niños. A Weldon no parecío importarle y se puso a trabajar en otro proyecto, su narcolepsia se había ido. No esta muy claro lo que pasó con la copia original del corto pero O Canada de algún modo obtuvo una copia y lo transmitió una vez, una noche en el verano de 1999. Recientemente, alguien que aparentemente grabó el corto lo subió, y así fue como los pocos que tuvieron la mala suerte de presenciar el vídeo lograron verlo..

El corto comienza con la pantalla absolutamente en negro, sín título, ni nada. Se escucha lo que parece ser un niño pequeño cantando:

Las sombras de la noche no me asustan
Los sonidos en la oscuridad, puedo dejarlos ir
Cierro los ojos y dejo que la oscuridad venga
Pero el miedo no esta aquí hasta que siento el sol
No puedo decir cual es el real
No puedo distinguir la sensación
De la pesadilla en mi cabeza
No entiendo como no estoy muerto.

Después de la canción, el corto muestra a un niño pequeño en una sala. La animación era muy simple; el niño y los muebles estaban dibujados de un modo “serpentenate” y hechos con pluma negra. El fondo y los otros objetos eran del color de las hojas de papel. El niño estaba muy nervioso, viendo de un lado a otro. Mientras el veía, se escuchaba en el fondo otra voz.

“Yo antes le temía a la oscuridad. Me quedaba despierto toda la noche, asustado de los mounstros que se esconden en las sombras. Un día, estaba cansado de no dormir, así que me recoste en el sillón y pensé que me podría dormir cuando el día estuviera soleado. Tuve la peor pesadilla de mi vida. No puede recordarla del todo; todo lo que podía recordar era que un rayo de sol estaba brillando cuando me desperté, desde entonces le deje de temer a la oscuridad…”

El niño seguía mirando nervioso, y la vista cambiaba para atrás del sillón. Un pegote de arcilla negra estaba detrás de él. Empezó a crecer y se transformó en una especie de insecto, como una araña. Cuando era más grande que el sillón, saltó de atrás de el y empezó a perseguir al chico. Corrieron a travez de varios cuartos de la casa. La calidad del dibujo iba mejorando a medida que avanzaban por los cuartos, hasta que estubieron en un cuarto completamente real, con el fondo completamente congelado. El monstruo acorraló al niño, le creció una boca gigante y se lo tragó.

La siguiente escena es difícil de describir. Todo era animación con arcilla, insectos de arcilla, la gente, y formas transformables bailaban, se deformaban y se transformaban. Todo sucedía a un ritmo muy rápido pero la música era muy lenta, se escuchan unas campanas en un tono muy alto. El niño, eventualmente, se cayó de una de las formas; estaba acurrucado de miedo, llorando en silencio.

La vista ahora regresa a la habitación donde comenzó todo. El chico esta tirado en el suelo, con un rayo de sol, iluminandolo. En ese momento el canto empieza otra vez:

Todos los días pasa lo mismo
Los monstruos rugen y muerden y pican
Nadie está aquí, nadie puede ayudarme
Desearía poder irme pero afuera veo
El ardor, el seco deslumbrar,
El brillo en el aire.
Yo solía temerle a la oscuridad pero ahora soy el único
Que tuvo que lidiar a un miedo infinito y sin esperanza, un miedo, al Sol.

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: