Muérete antes de dormir

Muy poca gente aceptará esta verdad de buena gana, pero varios de los mayores logros médicos que disfrutamos hoy en día, tienen como piedra angular a varios de los abusos más aberrantes y oscuros de la historia humana.

En el año 1939, en la Alemania Nazi, eran muy famosos por destruir toda vida que encontraran, la patrulla 731 en Japón, cuyos logros médicos aún se disfrutan hoy en día, fué famosa por mutilar, brutalizar y descuartizar a muchos soldados rusos, estadounidenses, chinos y hasta incluso occidentales, que tuvieron la infinita desgracia de ser capturados por las tropas japonesas en la II Guerra Mundial.

Si estamos hablando de verdades odiosas, habría que mencionar otra, y es que pocas veces se ha visto tanto progreso en tan poco tiempo, como durante las guerras, pues, obligan a las naciones a superarse por la malas.

Cuando Hitler fué derrotado, dos superpotencias se disputaban la supremacía de la Tierra, y esta historia es parte de esas atrocidades que se cometieron, bajo el secretismo de sus gobiernos.

En los años 50, en un oscuro y profundo laboratorio norteamericano estaban investigando la muerte humana en su sentido mas simple y mas puro, ellos sabían que los seres humanos mueren a distintas edades y de distintas maneras, un ataque cardíaco, un accidente, o inclusive de forma natural; ellos querían saber, pues, cómo propiciar la muerte de una persona de la manera mas indolora posible, es decir, durante sus sueños.

La persona que muere en sueños se le considera muy afortunada, un gran porcentaje de personas muere de infarto o por el cáncer, pero hace poco se creía que los que morían en sueños lo hacía de manera diáfana, no sentían absolutamente nada, así que este laboratorio quería conseguir una gran cantidad de personas que nadie extrañaría, todos mayores de 85 años; vagabundos, errantes, les dieron todas sus comodidades, los bañaron, les dieron de comer, simple y llanamente los hicieron esperar, no curaban sus enfermedades completamente, pero procurando que estuvieran dormidos para cuando llegara el fin.

Como dije, fue una época de grandes avances médicos, así que por primera vez, podían ver la actividad cerebral de una persona, entiempo real, con nada mas y nada menos que chupones sobre sus encéfalos. Se los ponían a ambos lados de la cabeza que llevaban largos cables a computadores; cual fue la sorpresa de que, cuando las primeras personas murieron, los médicos vieron que los encefalogramas de los durmientes, tiraban picos en la impresora con la aguja muy altos, muy agresivos, lo que les llevaba a concluir no sólo que sus actividades cerebrales tenían una actividad muy alta, varias veces mayor que la de una persona despierta, incluso varias veces mayor a la de una persona que está sufriendo un estrés muy profundo; ellos consideraban que eran pesadillas, pero se aterrorizaron mucho al ver que estas pesadillas no eran coincidencias de 2 personas, porque mas tarde murió otra, y obtuvieron el mismo resultado, picos en la impresora altísimos, se dieron cuenta que cuando las personas mueren en sus sueños sufren de una manera terrible.

Más tarde, pasó lo mismo con otras 4 personas más, el mismo resultado, picos en la impresora, hasta que finalmente tomaron la decisión de revivir o despertar a alguien que estuviera muriendo en sus sueños, es decir, lo tenían que despertar pero a la vez lo tenían que estabilizar, así que prepararon un equipo medico enorme, y sin muchas esperanzas esperaron el día en que la persona seleccionada (que estaba muy enferma) muriera, y finalmente empezó.

Ta ta ta, hacían los picos en la impresora, la pantalla estaba completamente roja con la imagen fanstasmal del cerebro, el equipo medico hizo todo lo posible por despertarlo, por poder revivirlo, pero fue en vano porque cuando llevaba apenas unos segundos de estar despierto, sufrió un ataque al corazón y quedó fulminado (porque uno no puede escapar de la muerte).

Uno de los científicos jamas olvidará lo que susurró el anciano antes de morirse, cosa que los llevo a cancelar el proyecto para siempre, y dejarlo dormido en un oscuro laboratorio, a través de archivos incontables.

Lo que le dijo el anciano fue: ”Muérete antes de dormir”. No se supo nunca qué fue lo que vió….

¿Algo que decir? Hable ahora o calle para siempre

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: